Páginas

jueves, 12 de julio de 2012

"El Valle de los Caballos" (Jean M. Auel)


Cuando hacia principios de año reseñaba “El Clan del Oso Cavernario”, tenía claro que repetiría con Auel, que continuaría con la serie de “Los Hijos de la Tierra”. Hoy me he escabullido al desván para hablaros del segundo pilar de esta exitosa saga literaria: “El Valle de los Caballos”.




En esta novela, acompañaremos de nuevo a la joven Ayla que, tras ser repudiada por el clan donde ha crecido, no tiene más remedio que lanzarse a la búsqueda de otros miembros de su especie, otros cromañones. Su particular aventura la llevará hasta una caverna en un pintoresco valle en el que Ayla se instala, casi sin darse cuenta, para sobrevivir. Su soledad y tristeza serán un denominador común hasta que Ayla encuentra a Whinney, una joven yegua, y Bebé, un cachorro de león cavernario. Ayla los cuidará como una madre y ellos se convertirán en los compañeros que la joven no tiene. 


En este caso, la trama se abre con la inclusión de Jondalar y su hermano Thonolan en ella. Somos testigos de su viaje a lo largo del llamado Río de la Gran Madre y, con él, de sus relaciones con algunas de las tribus que los hermanos se van encontrando en el camino y que los acogen. Finalmente, ocurre lo que es casi inevitable desde que leemos la primera página y el destino hará que Ayla y un malherido Jondalar se encuentren al fin. 


La novela, por lo demás, casi calca la estructura y el estilo de la anterior: nos encontramos con detalladas descripciones de ambientes, ritos y costumbres ancestrales. No sólo en el caso de Ayla, donde queda patente la influencia de todas las ceremonias que, pese a ser expulsada, ha heredado del clan. También en el caso de los dos hermanos, que pertenecen a una tribu diferente, la de los Zelandonii, con hábitos radicalmente opuestos en la mayoría de los casos. 


Esto último se convierte en algo muy interesante en el momento en que Ayla y Jondalar comienzan a relacionarse. Primero han de hallar un canal común, pues no comparten lenguaje, y cuando logran hacerlo comienzan a ser conscientes de sus diferencias. Dos visiones distintas sobre varios temas que chocan y provocan rencillas entre ellos, lo que desembocará en una relación algo irregular, casi imposible en ocasiones, deliciosa y perfecta en otras. Una suerte de montaña rusa que da bastante vidilla a la historia en su tramo final. 


Una novela para leer pausadamente y sin prisas, sobre todo por su densidad. Pero que mantiene esa premisa de la que parecía partir la serie de Auel: mostrarnos cómo vivían esos antepasados que todos compartimos y hemos olvidado. Cómo se relacionaban y organizaban socialmente, cómo construían y mejoraban constantemente herramientas fundamentales, cómo cazaban y recolectaban para subsistir… 


Sobre todo, “El Valle de los Caballos” plasma ese momento, decisivo, en el que estas culturas prehistóricas entraban el contacto e intercambian sus conocimientos. Puliendo, innovando casi sin querer. Evolucionando desde el plano más cotidiano de la vida

14 comentarios:

  1. Esta "saga" ya la tengo apuntada pero no veo el momento, porque tengo la sensación de que es para leerla con calma y a este ritmo no que llevo no puedo... por lo menos esperaré al frío. La reseña estupenda, así no me das cuartelillo!. Besillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Marilú, es para leer con calma e intercalar lecturas entre medias, me atrevería a decir. Es la mejor manera de disfrutarlo, no es un libro para leer del tirón, en absoluto.

      Besines, y gracias :D

      Eliminar
  2. Este es el que más me gustó de los 6, sin contar "Los cazadores de Mamuts" que creo que es el siguiente^^
    Es verdad, hay que leérselos con cuidado y calma pero si te enganchan estás perdid@. Me alegra que te estén gustando^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de mi padre, eres la segunda persona que me dice justo lo mismo xD Hombre, seis libros son muchos, y es lógico que llegue un momento en que la historia decaiga, es esperable.

      Iré devorando a mordiscos los siguientes :P Gracias, Sileny ;)

      Eliminar
  3. Tengo el primero desde hace un montón en la estantería y a pesar de que he visto muy buenas opiniones y sé que me va a gustar, no he podido ponerme con él. En cuanto me ponga seguiré con toda la serie
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo que tú iría poco a poco Tatty. Son de esos libros que pueden llegar a saturar si se abusa mucho de ellos. A ver si te animas :)

      Un beso.

      Eliminar
  4. Leí el primero de adolescente, pero no me acabó de convencer. Lo cogí con muchísimas ganas y no me gustó tanto como esperaba, así que no seguí más con la saga. Quizás deba darle otra oportunidad, ahora que soy mayor...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé, Dorothy, a mí es que "El Clan del Oso Cavernario" me atrapó como pocos, así que tenía bastante claro el seguir con la serie.

      Besotes.

      Eliminar
  5. Este y el siguiente son los que más me han gustado de la saga. Como siempre una reseña estupenda de una historia interesante que se desmarcó en su momento por su originalidad. Pero es cierto lo que comentas de su densidad, para disfrutarlo hay que hacerlo a pequeñas dosis.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi todo el mundo coincide en que éste y el siguiente son los mejores. En unos días continuo con los mamuts a ver, de momento voy a leer alguna cosa más entre medias ;)

      Besos

      Eliminar
  6. De momento no me he puesto con esta saga, pero seguro que acabo leyéndola, pues parece que está muy bien.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá te guste como a mí, Sara.
      Un besote.

      Eliminar
  7. Pues sólo he leído los dos últimos párrafos para no comerme spoilers, que no he leído ninguno de esta saga. A mí me llama sobre todo por el periodo histórico que trata, del que no he leído mucho, pero también me tira un poco para atrás lo que comentas de que es muy denso..Así que no sé que haré, pero por el momento no me animo.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es para leerlo con mucha calma, Elena. Pero si te interesa el período histórico, te gustará. Te darás cuenta de que han pasado miles y miles de años y no hemos cambiado tanto, en realidad ;)

      Un besote

      Eliminar