Páginas

jueves, 20 de febrero de 2014

Shame (2011)


En estos jueves cinéfilos me he ido trayendo películas diferentes. Quizás no mucho en cuanto a género, pero sí bastante distintas en cuanto a su planteamiento. Hemos tenido algunas que se sustentan en una trama sólida y atrayente por sí misma. En otras, he destacado la ambientación, algún detalle del contexto o algún retazo de innovación que ofrecen. Pero también tenemos historias, como es el caso de la que hoy me traigo, que no serían lo mismo sin lo más visual, sin las caras que les ponemos a los personajes. “Shame” es de las que beben, precisamente, y mucho, de las interpretaciones.




Dos interpretaciones, fundamentalmente. La de Michael Fassbender que aquí es Brandon, un oficinista acomodado en Nueva York. Un hombre aparentemente normal que, pronto veremos, está obsesionado con el sexo. Un elemento que se convierte en parte de una rutina de la que comenzamos a ser testigos. Fassbender está simplemente espléndido dando vida a Brandon, encarnando su obsesión y, sobre todo, su evolución. Quizás uno de los personajes más complejos que le han tocado representar al alemán, y lo hace con solvencia.




Ese día a día de Brandon lo veremos alterado con la aparición de Sissy, su hermana, que le ruega que le acoja en su apartamento. De Carey Mulligan sólo tenía la referencia de Drive, con un personaje un punto más fácil. Aquí, ya desde el principio, intuimos que Sissy tiene problemas y que la relación con su hermano no es, precisamente, la más deseable. Aunque relegada a un casi lógico segundo plano, Mulligan también cumple con creces.




El filme tiene todo el sello de Steve McQueen: ritmo muy pausado, escenas largas y bien logradas, y unos tintes siempre explícitos: lo suficiente como para lograr un propósito eminentemente provocador. “Shame” nos sumerge en el lado más oscuro tras cualquier obsesión, explora cómo puede afectarnos, cómo puede devorarnos hasta llegar a aislarnos y renegar de todo más allá de esa peligrosa burbuja.




Una película que, como comenzaba diciendo, se alimenta de las dos interpretaciones principales, de la evolución de Brandon y Sissy. Porque ambos evolucionan, aunque ninguno parezca hacerlo en el sentido más adecuado. Y al espectador sólo le queda esperar con calma cómo McQueen nos presenta un desenlace bien ejecutado, y tan previsible como sugerente. 

50 comentarios:

  1. Pues no conocía esta película de nada. A priori no me dan ganas de verla inmediatamente pero nunca se sabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, una que te descubro, albanta :)

      Besines!

      Eliminar
  2. Me gusta mucho el autor pero la película empecé a verla haces meses y me aburrí tanto que ni siquiera terminé de verla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es más bien pausada, y si no terminas de conectar se puede hacer larga. Pero creo que es una seña de identidad de casi todo el cine de McQueen. Aquella Hunger, que también me pareció maravillosa, tampoco era demasiado rápida.

      Besines!

      Eliminar
  3. Qué grande esta película!! Me pareció magnífica. Michael Fassbender sabre retratar la obsesión de Bandron de tal manera que te hace recapacitar y darte cuenta de que no estás tan lejos de ser él, que eso puede pasarle a cualquiera y que su personaje podrías ser tú.
    Tengo que revisionarla en cuanto pueda, me ha entrado morriña al leer tu reseña ;)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuedo, Marimar. Fíjate que Fassbender es de esos actores que no me han terminado de convencer en otros papeles, pero aquí está soberbio y se come la pantalla totalmente, me ha encantado.

      ¡Abrazotes! :)

      Eliminar
  4. Pues no la conocía, pero pinta interesante, por el tema que trata, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el tema y por cómo lo aborda merece la pena, Susana. ¡Besotes!

      Eliminar
  5. Le temo mucho a esta peli, la tengo, pero le temo y estoy aplazando su visionado, a ver si spoy valiente. Sé que que las interpretaciones brillan con luz propia. Ya te contaré. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta Mcqueen no le tengas tanto miedo, mujer, que va bastante en su línea. Y sí, Fassbender, al menos, lo borda

      Un besote!

      Eliminar
  6. Esta es de esas películas que quería ver el año pasado, la vi anunciar en las diferentes webs y la promocionaban en festivales. Lo que me molestaba era que hicieran multitud de referencias al desnudo integral de Fassbender (qué cabrón) y no hablasen tanto de su magistral actuación... Mulligan tiene ese toque ¨adorable¨ que ya presentaba en Drive pero hasta que no le den un buen papel seguirá siendo una actriz que poco me llame la atención.

    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el morbo es el morbo, ya sabes. Yo creo que a Fassbender pocas veces lo he visto tan sólido como aquí y también he leído opiniones que le alaban bastante en este filme.

      Mulligan tiene un papel bastante distinto al de Drive, más complicado y con más matices. Sale bastante airosa :)

      Abrazotes!!

      Eliminar
  7. La vi hace tiempo, y aunque no me acuerdo mucho, se que me gustó. Como has comentado: buenas actuaciones de los dos protagonistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, las interpretaciones y el propio tema fueron lo que más me llamaron la atención esta vez.

      Un besín, Bea!

      Eliminar
  8. No la he visto pero, por lo que cuentas, no pinta nada mal. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peliculón, para mí :) Pero confieso también que Steve McQueen es una debilidad personal, así que mi entusiasmo seguramente es muy subjetivo.

      Besines!

      Eliminar
  9. No me gustó Drive nadita de nada, sobre todo por los actores, por eso una película con esta chica no me llama demasiado. Un besiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en defensa de Mulligan hay que decir que aquí tiene un papel distinto que la hace lucirse bastante más. Su personaje es más complicado y no es sencillo de plasmar, y lo hace bien, la verdad. El problema es que Fassbender la eclipsa mucho, pero creo que la peli está pensada para ello.

      Besiños! :)

      Eliminar
  10. Me gustó mucho el final, como dices sugerente. Fassbender lo borda, no es un personaje fácil porque mal hecho hubiera tirado la peli a la basura. Coincido en que. Mulligan no está mal pero a mí está chica me parece muy sosa.
    Cuando fui a verla al cine sólo éramos siete en la sala.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que aquí en España pasó un poco (injustamente) sin pena ni gloria como dices. A Mulligan tendré que verla en algún papel más. No me gustó mucho en "Drive" y aquí sí, bastante más y pese a estar eclipsada por Fassbender, que está colosal.

      A mí también me gustó ese final. Más sugerente aún que el de Hunger, que también me había gustado en su día.

      Besines! :)

      Eliminar
  11. No conocía esta película, pero me la apunto. Carey Mulligan es una actriz que me gusta mucho desde que la conocí con Una educación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí está un poco eclipsada Mulligan, pero como decía me ha gustado su personaje. Mucho más que el de "Drive", que fue la película con la que me topé con ella por primera vez.

      Besotes!

      Eliminar
  12. No me gustó nada... No la acabé. Me pareció muy aburrida. Para un corto está bien... pero vamos, que no conecté.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el ritmo de McQueen es así, lento y muy pausado. Si no consigues conectar con la historia o con el tema, es normal que se te haya hecho cuesta arriba, Saramaga.

      Besines!

      Eliminar
  13. Tenia previsto ver esta peli pero entre unas cosas y otras no la he visto aún. Leo lo que cuentas y observo que recalcas las interpretaciones. No sé si el argumento es sólido. De todos modos, como tenía pensado verla, me lo reanoto y ya te cuento. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El argumento es bastante sólido, muy McQueen. Quizás más del estilo del McQueen de "Hunger" que de el de "Doce años de esclavitud", pero vamos, su sello es inconfundible.

      Si te llama el tema yo te la recomiendo. Las interpretaciones creo que son claves, Fassbender está sublime aquí.

      Besotes!

      Eliminar
  14. Suena algo rara la película, y por ese mismo motivo me arriesgaré con ella. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tanto diferente, Deigar. A ver qué te parece ;)

      Un saludo!

      Eliminar
  15. Últimamente no veo mucho cine, por eso cuando me pongo la película me tiene que llamar mucho la atención. En esta ocasión esta no me llama mucho, de momento la dejo pasar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que escoger bien en tu caso entonces, Enzo, así que mejor a por otra ;)

      Un abrazote!

      Eliminar
  16. La he visto y la verdad es que no me llamó particularmente la atención más que en las interpretaciones. De todos modos iba pensando que sería la repera y eso siempre es peligroso
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema expectativas siempre es bastante peligroso. Yo la disfruté bastante, incluso la revisioné, sólo por el hecho de ser McQueen, que es una debilidad. Pero es cierto: las interpretaciones aquí son un pilar muy básico, casi eclipsan un poco el resto del conjunto.

      Besines!

      Eliminar
  17. No me sonaba, la verdad, el argumento no me llama especialmente la atención pero veo que destacas las interpretaciones y a veces eso es más que suficiente. No es la primera vez que una película cuyo argumento no me atrae me ha acabado encantando por las buenas interpretaciones. Yo vi a Mulligan en "la educación" y me gust

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto que a veces una buena fachada puede acercarnos a temas en los que ni nos habríamos adentrado de otro modo. Para mí, segurmanete es el mejor papel de Fassbender, al menos de los que he visto. Y respecto a Mulligan, sólo la vi en "Drive" y, sinceramente, creo que aquí está bastante mejor, aunque un poco más "tapada".

      Besines!

      Eliminar
  18. Y yo que no he terminado de verla nunca... me he puesto varias veces y nada, por una cosa o por otra se me chafa U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tanto extraña y tiene ese ritmo tan calmo y tan lento de McQueen, Shorby, así que no es "sencilla de ver", por así decirlo. A mí me parece peliculón, pero también es cierto que me cuesta ser objetivo con McQueen.

      Besines!

      Eliminar
  19. Todavía no he visto esta película y no entiendo bien por qué, ya que Fassbender me encanta como actor y las críticas han sido bastante favorables. Es una de mis tareas pendientes del año, y estoy segura de que no me va a dejar indiferente. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No deja indiferente, Tizire. Y además, si te gusta Fassbender, tienes que verla, porque está espectacular aquí. Casi podríamos decir que su interpetación da sentido a toda la película.

      Besines!

      Eliminar
  20. No la conocía pero por lo que cuentas no me importaría darle una oportunidad, yo creo que podría gustarme
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta el cine de McQueen yo te la recomiendo, Tatty. Es cierto que es pausada, pero está muy bien llevada, a mi juicio.

      Besines!

      Eliminar
  21. Pues yo estoy ya de la película de 12 years a slave.... ya viste, le di dos estrellillas porque no me la creo y porque Shame, que hoy traes y Hunger me gustaron inmensamente más. Un abrazo, Rober.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que tanto "Shame" como "Hunger" son más McQueen que "12 years a slave". A mí me gustó mucho esta última también, pero creo que me quedaría con "Shame" y "Hunger". Creo que tienen un poco más de ese urgar, de ese no quedarse en la superficie, y de ese cariz provocador y turbulento de McQueen.

      Un abrazote, Yossi!

      Eliminar
  22. Buff!! es un peliculón, a mi me encantó y me hizo polvo durante días.
    Fassbender y Mulligan están maravillosos, como dices.
    un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de las que ganan totalmente con las interpretaciones, para mí. Sin Fassbender al menos la peli no tendría tanta fuerza, para mí.

      Abrazotes, Ismael!

      Eliminar
  23. ¿Que quieres decir con "previsible pero sugerente"?, eso es para ti malo o bueno..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sugerente, desde luego, siempre es algo bueno. Previsible, bueno...: soy más de giros, de vueltas de tuerca y de sorpresas, pero no es un mal final. Hay finales buenos y previsibles, y este es de esos.

      Abrazos!

      Eliminar
  24. Me impactó esta película, aunque a ratos es un poco lenta, pero no se me hizo pesada en ningún momento. Y Fassbender está, como siempre, espléndido. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no soy especialmente fan de Fassbender, pero aquí está soberbio, desde luego. Es cierto que tiene ese ritmo pausado tan de McQueen. Renuncia un poco a la acción en pos de ese retrato más profundo de la obsesión de Brandon.

      Besines

      Eliminar
  25. La vi el año pasado y coincido contigo en que Fassbender está sobresaliente. Aún así, la película no me encantó... Precisamente los planos largos y el ritmo tan tan lento se me atragantó en algún momento. En cuanto al desenlace, me dejó más bien fría, no sé.
    Lo intentaré con McQueen con 12 años de esclavitud, que creo que me gustará más-
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, Elena. El ritmo y los planos largos son algo muy de McQueen. Te los encontrarás, y también con bastante violencia, en "12 años de esclavitud". A mí me encantó, pero si no te gusta ese tono pausado, igual te decepciona un poco. A ver qué tal ;)

      Un besín!

      Eliminar