Páginas

martes, 4 de marzo de 2014

El osito cochambre (Ignacio Cid Hermoso)


Tras un título tan curioso como “El osito Cochambre”, podríamos esperar encontrarnos una historia emotiva, casi tierna. No obstante, ese peluche y esos tonos en la portada ya nos hacen introducir otro elemento en la balanza. Al menos fue así en mi caso. Y pensamos en que quizá detrás haya una pizca de tristeza. Si pasamos a leer la metafórica sinopsis, de esas que no llegamos a asimilar en su totalidad hasta haber alcanzado la última página, pensamos en algo más. ¿Un matiz de violencia? ¿Un deje a dolor y tragedia? ¿Terror, quizá?




La novela, en realidad, es difícilmente clasificable, y yo también voy a huir de las etiquetas esta vez. Lo que tenemos es un personaje protagonista: Mauro, un profesor de literatura solitario, viudo y atormentado. Un hombre a quien, poco a poco, vemos abrumado psicológicamente por un suceso: la muerte de Patricia, su esposa, en un accidente de tráfico. Una muerte de la que él se siente responsable.


Con este punto de partida, el hilo argumental adquiere dos vertientes. Estamos ante una de esas historias en las que presente y pasado se encauzan hasta rozarse. El presente de Mauro es quizás la trama motriz y nos aporta más acción y dinamismo, especialmente a medida que nos aproximamos al desenlace. El catalizador de toda la trama es un reencuentro: la aparición casual de Elisa, una mujer que tiene un papel y ocupa un lugar importante en el pasado de Mauro.


Un pasado que, por otra parte, se nos va intercalando en constantes flashbacks y oscila entre la mera narración de sucesos y pasajes mucho más íntimos. Crudos, a veces emotivos. Vamos profundizando en el pasado de Mauro, vamos descubriendo una vocación literaria no satisfecha, y es aquí donde aparece nuestro Osito Cochambre. Como una creación literaria en la que Mauro parece haberse refugiado desde su complicada infancia. Como un personaje que parece haber ido moldeando a lo largo de su vida, y en el que ha volcado, en cierto sentido, sus miserias. Y digo parece porque, aunque suene a chiste fácil, el Osito tiene tela.


Pero lo que ocurre con Mauro, y qué es realmente este osito cochambre, lo tendréis que descubrir vosotros mismos. Ignacio Cid nos deja una buena historia de personajes narrada con pulso firme y en la que se muestra versátil, desenvolviéndose en varios y distintos registros. Sin renunciar a la sorpresa, planteando una serie de giros argumentales que arrastran al lector hacia el final ansiado. Un final vivaz, a la altura, y sólido, en el que cada fleco de la trama queda hilado. Una novela que se me ha antojado distinta, muy personal. Escrita, como el propio autor reconoce, más para sí mismo que de cara al lector. Todo ello con el hándicap de Mauro, un personaje con quien cuesta empatizar en muchos momentos de la narración. Y que, pese a ello, nos brinda una historia que ha logrado atraparme e intrigarme desde el principio.


Mil gracias al propio Ignacio, a quien podéis leer aquí, por el envío del ejemplar.

52 comentarios:

  1. No conocía esta novela pero ya tanto el título como la portada llaman mucho la atención y luego tu reseña despierta la curiosidad, me he quedado con ganas de descubrir a este osito
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate, Tatty, que el osito merece la pena. No he querido contar más porque es de esas historias en que spoilear es especialmente peligroso. Creo que a los que os animéis os vendrá bien la incertidumbre, o la sorpresa ;)

      Besos!

      Eliminar
  2. Pues no lo conocía, pero tu reseña me ha producido mucha curiosidad, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te he descubierto una nueva historia, yo encantadísimo, Susana, que de eso se trata un poco :)

      Besotes!

      Eliminar
  3. No la conocía y no tiene mala pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues encantado de descubrírtela, albanta ;)

      Eliminar
  4. Me has dejado con la intriga. Habrá que leerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La intriga es muy Sana esta vez, Aliena :)

      Besines!

      Eliminar
  5. Gracias a ti por tan lúcida lectura y sincera crítica, amigo.
    Un abrazo.

    http://ventajasdeserunhipopotamo.blogspot.com.es/2014/03/resena-del-osito-cochambre-en-el-desvan.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazos y mil gracias a ti, Nacho. Por la paciencia, por la lectura y por la mención :)

      Eliminar
  6. La verdad es que provoca curiosidad, sí. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que hoy me ha salido reseña cabrónida, de estas que no digo casi nada y os tengo algo inquietos. Me encanta (insértese carcajada maléfica)

      Besotes!

      Eliminar
  7. La apunto en la lista y me paso a mirar la web del escritor. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Echa un vistazo, Pilar. Creo que tiene tintes, al menos en un buen tramo, para gustarte.

      Un besote!

      Eliminar
  8. Antes de leer nada el título en sí me había hecho gracia, lo sé, estoy muy rara. Bueno, el caso es que el personaje de Mauro no me llama nada, además tanta tragedia ya cansa un poco pero has señalado cosas muy interesantes como que es una novela distinta, y que está todo bien hilado y pensado. La dejo para más adelante pero la tendré en cuenta.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el título a mí me ha engañado también. Imagina mi cara cuando ví la portada y empecé a leer la sinopsis, vaya. Pero me gusta como reclamo. Y no es del todo tramposo.

      Mauro me pareció insoportable en muchos momentos, más cercano en otros pocos. Es un personaje complejo, intuyo que difícil de trazar, y además aquí tiene una historia sólida tras de sí que nos atrapa pese a no haber demasiada empatía con el prota. Y distinta, en cierto modo.

      Si te animas, seguro que el Osito no le hace ascos al tequila :)

      Besines!

      Eliminar
  9. Interesante, sí y engaña el título, yo había pensado en terror cuando he visto la portada, está en el corte de novelas que me pueden gustar así que me la llevo apuntada. Un abrazo, Rober.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas y no vas desencaminado, Yossi, es de las que no me atrevo a clasificar o a etiquetar. Es distinta, diferente, y se sustenta en una idea que me ha gustado muchísimo.

      Un abrazote!

      Eliminar
  10. El título es demoledor. Guiarse por el título para leer esta novela sería complicado. Me gusta que sea una novela de personas y que sea capaz de mantener el suspense hasta el final, llevándolo todo perfectamente trenzado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto la idea que la articula como el desarrollo me han parecido muy sólidos, Enzo. Junto con ese enfoque hacia los personajes, creo que es de lo mejor de la novela. Y mantiene el tono y la intriga hasta el final como pocas, te lo aseguro.

      Un abrazo!

      Eliminar
  11. La portada me ha parecido de lo mas original y el título no deja indiferente. Voy a descubrir que hay tras El osito cochambre.
    Gracias por el descubrimiento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, Mariuca :)
      Gracias a ti por la visita y por la lectura.
      Un saludo!

      Eliminar
  12. Tengo el vago recuerdo de haber leído otra reseña de esta novela que llamó bastante mi atención, pero la había olvidado por completo. Gracias por el recordatorio, la tendré en cuenta, porque me gustan las cosas que se salen un poco de lo común y "El osito cochambre" me da esa impresión. Además estoy un poco perdida con el argumento, y eso de no saber qué me voy a encontrar le da cierta emoción. =)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La incertidumbre es un poco provocada esta vez, Caminante, pero creo que es de esas historias a las que es mejor enfrentarse sabiendo poco. Topándose con las sorpresas, los giros y todo lo que nos depara la narración a medida que leemos y no antes.

      A mi juicio se sale, y bastante, de la línea. Y, como a ti, es algo que suele gustarme en la literatura.

      Besines!!

      Eliminar
  13. Tengo muchas ganas de hacerme con este libro, desde hace un montón =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate porque, al menos en mi caso, ha merecido la pena :)

      Besotes!

      Eliminar
  14. Yo creo que el título y la portada es un reclamo garantizado. Si además, como cuentas, el interior es tan interesante, entonces la cuestión llega a su clímax. Gracias por mostrarlo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son un reclamo pero engañan un poco, Marisa. Yo cuando la vi no me esperaba una historia así entre las páginas. Lo he disfrutado, pese a ser bastante distinta a todo y tener sus altibajos.

      Besotes!

      Eliminar
  15. No pinta mal, aunque eso de que cueste empatizar con el protagonista algunas veces... pero quizá me anime.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, siempre es subjetivo, Sara, pero en mi caso ha sido así. Me ha costado ponerme en su piel en muchos momentos, es un personaje complicado. Pero pese a ello, toda la historia que tiene detrás me ha gustado mucho.

      Besos!

      Eliminar
  16. Recuerdo que Bolzano hablaba muy bien de esta novela y me llamó la atención, pero se me quedó olvidada entre mis listas interminables. La recupero gracias a ti. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, Mónica, un placer, y a subrayarla ;)

      Besotes!

      Eliminar
  17. Además de que tu reseña es muy tentadora mientras la leía pensaba ¿De qué me suena a mi el autor? Y tras entrar en su web he visto que escribió una de las historias que componen la antología Peta Z, la dedicada a los osos amorosos, uno de los mis relatos favoritos. Así que ya no hay dudas que valgan ¡a la lista!

    Besos guapetón :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, yo también leí la antología y, hasta que husmeé por su blog, no me había dado cuenta de que había aportado ese relato. Me ocurría como a ti, me sonaba el nombre pero no acababa de ubicarlo.

      Este Osito esta vez no es tan satírico y tan desternillante como los osos amorosos. Tiene otros tintes, pero si te gustó el estilo del autor, te gustará :)

      Besotes, Leona!

      Eliminar
  18. No la conocía de nada....pero la voy a tener en cuenta que me ha gustado.....quizá cuando baje un poco los pendientes.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran condena siempre esa pila de pendientes para los lectores. No podíamos haber nacido gatos, con siete vidas. Sería más fácil :P

      Besines, Lesincele!

      Eliminar
  19. Uy pues la verdad es que da curiosidad después de leerte!
    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He intentado no desvelar gran cosa y aún así daros una idea, Isamel.

      Además a ti, como autor, creo que hay un par de detalles que te tocarían especialmente la fibra. No digo más :P

      Un abrazo!!

      Eliminar
  20. Oh, me encanta el título y la portada.
    Este lo quiero, lo quiero!
    A ver si sacas un par que no me gusten...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ajá, eso mismo te podría decir yo, jajaja!

      En físico comentaba Nacho que está ya un poco complicado de conseguir, aunque ayer aún había un ejemplar por Amazon. Si no, si os pasáis por el blog seguro que tiene arreglo.

      Un besín!

      Eliminar
  21. Wooow, me has dejado con la intriga, me lo llevo apuntado, y la edición está chulísima. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada también me gusta, Meg. Tiene además algún detalle de esos en los que, cuando ya has empezado a leer, es cuando te fijas.

      No os he querido spoilear mucho, que creo que esta vez es mejor así :)

      Besotes!

      Eliminar
  22. Qué penica me da el osito de la portada... Pero me intriga la historia que se esconde tras el curioso título, así que lo tendré en cuenta. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, el osito... Tendrás que leerla para ver por dónde van los tiros :P Tiene un poco de todo, no me atrevo mucho a calificarla. Es diferente, desde luego.

      Un beso!

      Eliminar
  23. Uhm... me da que esta novela es de esas que me pueden gustar mucho, pero mucho.. por lo que intuyo que el estilo es similar (con distancia a favor de este autor) al mío.. no sé... lo marcaré para después de los gigantes.

    abrazos nin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene un componente que creo que te gustaría y bastante David. Apúntatela para después de Follet :P

      Abrazotes!

      Eliminar
  24. Estupenda reseña, me encantan lo finales bien hilados, creo que hacen ganar mucho al libro y lo que cuentas es me ha llamado la atención.

    Feliz Finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Godor. Esta novela es de las que se ve hilada a medida que llegamos a las últimas páginas, poco a poco y detalle a detalle. Con un muy buen ritmo en el tramo final, además. Ha sido todo un descubrimiento.

      Un abrazo, y feliz finde!

      Eliminar
  25. Pues no tenía tan buena impresión de este libro y al leerte me ha picado algo el gusanillo.
    Por otra parte esa autenticidad de escribir más para uno que para el lector le da puntos. Esta es otra de esas portadas enigmáticas y al oso le hace falta un lavado, no es por nada :P ya en serio, no lo descarto aunque no termine de llegar al convencimiento pleno.
    Besitos de chica dura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa parte más hacia sí mismo que para el propio lector nos pica el gusanillo a quienes en algún momento nos ha dado por escribir, creo que es una de las partes que más me han gustado. Y la idea de ese osito, aunque necesite un baño de espuma, también es un tanto metaliteraria, en cierto modo :P

      Besotes, superwoman! ;)

      Eliminar
  26. Pues has conseguido intrigarme, Rober. No conocía ni autor, ni editoria, ni nada, así que me toca investigar un poquito!
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no ha tenido mucho bombo esta, así que es lógico. Me llevé una sorpresa muy agradable con ella, porque la verdad es que me esperaba algo un tanto distinto.

      Besotes!

      Eliminar