Páginas

jueves, 7 de marzo de 2019

Kirlian: terror en las ondas


“La frecuencia Kirlian” es uno de esos proyectos detrás del cual no es difícil imaginar un buen puñado de trabajo, mucha adaptación, muchos cambios, y mucho mimo. Escuchando de hecho varias entrevistas con su creador, el platense Cristian Ponce, al parecer la idea de lo que es este serial ya comenzaba a surgir allá por 2009. Durante los años posteriores, lo que se intenta es buscar el soporte y el medio adecuados para transmitir esas ideas que ya estaban en la mente de Ponce. Y si sois de los que ya habéis visto algún capítulo de la serie, comprenderéis esto último perfectamente.


Porque aunque la mayoría, me incluyo, la hayamos conocido con su irrupción en Netflix a principios de este 2019, lo cierto es que “La frecuencia Kirlian” lleva ya desde 2017 rondando por la red y en este mismo formato. 




Aunque finalmente ha tomado la forma de serie animada, la importancia y la fuerza sonora de la misma es innegable. Quizás fue concebida inicialmente en esa misma idea, como tantos podcasts actuales en forma de serial. Sea como fuere, esa importancia que adquiere la voz, la cadencia, o el ritmo narrativo es algo que indudablemente le da un encanto y una identidad especial. Sobre todo, dentro de un catálogo tan sustentado en lo visual como en es el de Netflix.


La historia se enmarca en un pueblo argentino en el que comienzan a darse extraños fenómenos, con la predecible caída de un cometa en el horizonte próximo. Y su estructura guarda muchas semejanzas con otro metapodcast americano, “Welcome to Nightvale”, en el que el locutor local de radio es quien nos va narrando los hechos, programa tras programa, capítulo tras capítulo, preservando el suspense y convirtiéndose en el auténtico protagonista.


El gancho en este caso lo conocemos desde el principio, desde el trailer inicial: Kirlian, ese pueblo donde se sitúan todas estas historias tan extrañas, pero pese a las grabaciones parece no haber existido jamás en ningún registro.


Con abundantes influencias a clásicos del terror (Stephen King es la primera que nos golpea ya en los primeros capítulos) “La frecuencia Kirlian” consigue convertirse en una especie de microuniverso a veces absurdo, descabellado y terrorífico, que me ha absorbido totalmente como espectador. Y eso con tan solo 5 episodios breves, de unos 10 minutos cada uno.


Una apuesta que ha conseguido sorprenderme. Una serie diferente y prometedora a la que seguir la pista.


.

4 comentarios:

  1. No me importaría verla, sabes que por Chica Sombra nos pierde el terror ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por Netflix la tienes también.

      Compartimos ese gusto por lo terrorífico!

      Un besín,

      Eliminar
  2. Pues qué curioso. La verdad que no conocía esta faceta de Netflix, solo oía hablar de sus series de TV y alguna peli.
    El tráiler me ha gustado cómo suena pero la historia no sé yo, en parte sí y en parte no, es que estas cosas apocalípticas no se me dan muy bien.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad es que es una serie animada, con un trabajo de ilustración también muy llamativo por cierto. Pero a mí me ha sido inevitable pensar que toda la esfera sonora toma el mando y tiene una importancia radical.

      Si al final te animas con ella nos contamos :)

      Besines!

      Eliminar