Páginas

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Elvira (Rubén Angulo Alba)


“Elvira” es la última novela de Rubén Angulo, a quien ya conocíamos en el Desván con otra novela bastante especial o, cuanto menos, diferente: “La escritura necesaria”. Y aunque hay alguna similitud, por ejemplo en cuanto a desarrollo de personajes, Rubén ha apostado en este caso por una trama marcadamente más cerrada.


miércoles, 16 de diciembre de 2015

La cuarta fase (2009, Olatunde Osunsanmi)


“La cuarta fase” es una de las primeras películas con la firma de Olatunde Osunsanmi, a quien después hemos visto proliferar más en el jugoso campo de las series televisivas.  Desmarcándose del thriller más al uso, lo que nos propone Osunsanmi es una historia de extraterrestres que aparece marcada desde el principio por unos tintes documentales singulares, aunque notoriamente pretenciosos.


viernes, 11 de diciembre de 2015

Persépolis (Marjane Satrapi)


De la mano de Marjane Satrapi vino una de mis últimas y más bien escasas incursiones en esto de la novela gráfica. Es innegable que “Persépolis” tiene un marcado sello autobiográfico, pero creo que concluir que es simplemente una historia que nos cuenta la vida de Marjane sería obviar otros temas que también aborda.


Todo comienza con un breve prólogo, poco más que un esbozo de la Historia de Irán que ya nos lo retrata como un país siempre invadido, siempre esclavo de algún modo a lo largo de los siglos. Un antecedente que nos sirve para entender en parte todo lo que Satrapi plasma aquí. Su infancia y, sobre todo, su madurez, coinciden con el clímax de la Revolución Islámica de 1979 en Irán. Veremos que Marjane vivirá los contrastes, intentando comprender los acontecimientos. Al principio, desde el prisma religioso que la ha acompañado toda la infancia. Más tarde, en su adolescencia, llegarán las incoherencias y una perspectiva mucho más práctica.


miércoles, 2 de diciembre de 2015

El nadador (Joakim Zander)


Hoy nos inclinamos una vez más hacia el thriller en el Desván. Y lo hacemos con una novela que me atrajo de forma extraña ya desde que empecé a verla colarse entre las novedades.  “El nadador” es el debut  en el campo de la novela de Joakim Zander, abogado sueco y ex trabajador en el Parlamento Europeo. Un destello biográfico que podría parecer secundario, casi incluso cotidiano, pero que veremos que adquiere una relevancia especial cuando nos plantamos ante la trama y vislumbramos los tintes que adquiere.


Narrada en capítulos más bien breves, con una prosa concisa y a pulso de thriller nos encontramos aparentemente con una historia trepidante que orbita en torno al espionaje internacional. Operaciones secretas, lobbys, grandes corporaciones y turbios  intereses gubernamentales se mezclan aquí en una espiral que engulle a nuestros protagonistas. Joakim Zander recurre a esos personajes, a sus voces, y alterna constantemente sus perspectivas para articular esta novela: Klara, indiscutible protagonista y secretaria destinada en el Parlamento Europeo. George, ambicioso abogado y lobista afincado en Bruselas. Y el complejo y misterioso Mahmoud Shammosh. Todos ellos convergen en un mismo lugar y en un mismo momento presente, el frío verano de 2013. Y todos ellos se ven apresados por los acontecimientos y por la compleja tela de araña que Zander ha tejido para ellos en forma de tupida red de intereses. Ellos mismos, sus vidas y sus historias, están insospechadamente vinculadas.

viernes, 27 de noviembre de 2015

Orígenes (2014, Mike Cahill)


La enésima representación de esa irreconciliable batalla entre ciencia y religión, entre lo demostrable y lo espiritual, aparece muy bien retratada en esta película. Y es que Mike Cahill, con “Orígenes”, ha construido una historia en la que el dilema parece estar siempre palpitante. A veces más relegado a un contexto o a un segundo plano, otras casi delante de nuestros ojos, entre diálogos, o en el perfil de los propios personajes.


miércoles, 18 de noviembre de 2015

Diario de una secuestrada (Ana Cepeda)


Hacía ya un tiempo que no abría hueco en este espacio para los autores menos conocidos, con todas las sorpresas (y también algunos chascos, siendo justos) que me han deparado como lector. En este caso, la novela que me subo al Desván ha sido más que un acierto. Ha sido precisamente el tipo de lectura que me pedía el cuerpo, la clase de novela que necesitaba para “oxigenarme” después de un par de historias más densas y exigentes.


miércoles, 11 de noviembre de 2015

La niebla (1980, John Carpenter)


Sé que no es, ni de lejos, el mejor de los legados de Carpenter. Pero tiene algo especial, algo que tenía la primera vez que la visioné casi por casualidad hace un década, y que me he vuelto a encontrar al apostar por ella como broche a mi pasado Halloween. “La niebla” es el ejemplo perfecto de que con una trama convencional, con unos personajes más que encorsetados y sin grandes detalles en el reparto, puede o pudo hacerse buen terror. Carpenter lo consigue con esa ambientación tan especial, y que va mucho más lejos que un simple escenario: Ese Antonio Bay, ese pintoresco pueblo pesquero aparentemente tranquilo con su sheriff, sus marinos, su faro y esa locutora de radio encargada de, como ella misma dice, calentar las noches a base de buena música. Es precisamente ella, Stevie Wayne (Adrienne Barbeau), la primera en darse cuenta de que algo insólito ocurre en Antonio Bay. De que esa densa niebla que se acerca desde el mar avanza demasiado deprisa. De que parece que desprende un brillo que no resulta nada habitual.  Y sobre todo, es la primera en relacionar esa niebla con la extraña serie de desapariciones y de muertes que se han dado últimamente en el, por lo general, apacible Antonio Bay.


Para saber de qué va la cosa y el porqué de la mortífera niebla tendréis que ver la peli, claro. Basta decir que el filme responde bastante a ese esquema Carpenter, una trama sencilla, un delicioso ritmo in crescendo, una estupenda banda sonora y varios sustos bien trazados. Siempre me ha dado la impresión de que Carpenter es uno de los directores que mejor aprovecha dos elementos fundamentales en esto del terror: la luz, y el silencio. Aquí tenemos toda una muestra, porque Carpenter realmente nos atrapa en ese mundo ahora de antaño, en esas noches frías y brumosas de Antonio Bay. Los puristas dirán que no es una película para el recuerdo, que casi todo lo que Carpenter ha hecho es más mediatizado que meritorio. “La niebla” no es extraordinaria, ni es imprescindible, pero tiene algo indefinible. Si os gusta el terror y os entra uno de esos ataques de nostalgia ochentera, os brindará un buen rato.  

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Matemos al tío (Rohan O´Grady)

El arribar de una embarcación marca la escena inicial y a la vez ese nexo que une indefectiblemente dos vidas. En este caso, dos vidas jóvenes. Estamos ante dos muchachos, Christie y Barnaby, que por distintos motivos terminan en el mismo lugar: una apacible isla canadiense.

viernes, 30 de octubre de 2015

En un vistazo #5: a vueltas con el slasher y Shyamalan en low-cost


LA VISITA (2015, M. NIGHT SHYAMALAN)


Dos hermanos encarnados por Olivia DeJonge y Ed Oxenbould personifican la reciente vuelta de Shyamalan a la cartelera. Becca, apasionada por el cine y el pequeñajo Tyler, un loco por el rap empeñado en forzar la rima de cada sílaba, emprenderán un viaje para pasar una semana con sus abuelos, a quienes aún no conocen. Una visita que nuestros dos hermanos, comandados por una Becca en su salsa, se empeñarán en filmar para el recuerdo. Lo que no esperan es que, con el paso de los días, el comportamiento de los abuelos adquirirá tintes cada vez más inquietantes.


Así, en forma de un found footage de bajo presupuesto, regresa Shyamalan a tontear con el terror. Una película propulsada por ese magnetismo especial de los dos protagonistas que deriva hacia un terror bastante light y algo naïf, no esperemos una gran intensidad ni, desde luego, una explosión de violencia. La apuesta es mucho más sutil. Y efectiva, porque el filme resulta entretenido y no falta ese puñado de sustos bien planteados y ese aderezo en forma de tensión. “La visita” es un thriller ejecutado desde esa inocencia infantil, una línea de la que no se despega ni siquiera en su desenlace, donde un cierto tono adoctrinador no pasa inadvertido. Gustará a los afines al formato, y seguramente también a los fans del mejor Shyamalan, aunque no pasará de ser una obra menor en su filmografía. Pero parece que cosas como “La joven del agua” y “El incidente” han quedado atrás. Y se agradece, Manoj, de verdad.


miércoles, 23 de septiembre de 2015

París 2041 (Ezequiel Szafir)


La novela que hoy he querido subirme al Desván no destaca en lo típico.  No creo que tenga un puñado de protagonistas magnéticos de esos que pueden hacer que una trama se nos quede grabada en la memoria. Tampoco la propia línea argumental es demasiado innovadora,  más bien se amolda,  en ese equilibrio y en ese pulso que rige la acción,  a los thrillers más tradicionales.




Y pese a ello,  "Paris 2041" es una novela que me ha gustado especialmente.  ¿Dónde está,  entonces,  el “gancho”,  eso que hace  que merezca la pena acercarse a estas páginas?  Sin duda en el contexto,  en el escenario que Ezequiel Szafir nos va delineando página tras página.  Podríamos hablar de ciencia ficción cercana, de uno de esos futuros inquietantes, descorazonadores,  pero también plausibles. De una novela, si queréis, de esas que no son precisamente amables.  

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Unfriended (2014)


Que el universo virtual está cada vez más presente en nuestro día a día no es nada nuevo. Cada vez lo transitamos más y casi en cualquier ámbito. Estudiamos, nos relacionamos, e incluso ya hasta viajamos sin despegarnos del todo de internet, aunque busquemos desconectar. Y la película que hoy he decidido traerme al Desván tiene precisamente bastante que ver con esto de los caminos cibernéticos y de las redes sociales.


miércoles, 9 de septiembre de 2015

Cinco tumbas sin lápida (Tony Jiménez)


El Shelter Mountain al que nos traslada Tony Jiménez es uno de esos lugares especiales.  No solamente porque parece un escenario excelente,  un marco propicio para la historia que nos va a brindar.  Más allá,  sin duda tiene un aura especial,  esa especie de alma de lo atávico,  de los enclaves que de algún modo se han quedado atrapados en algún momento del tiempo.  Un pueblo pequeño con pocos habitantes y esos lazos casi familiares que los unen a todos.  Pocas cosas pasan en Shelter Mountain que no se conozcan,  que no se extiendan,  pocos secretos hay que perduren.


miércoles, 2 de septiembre de 2015

La chica del tren (Paula Hawkins)


Multipremiada,  superventas en un buen puñado de países,  y seguramente el libro de moda este verano.  "La chica del tren"  nos suena a todos los que de vez en cuando nos asomamos por las estanterías,  es inevitable.  Tan inevitable casi como formularse la pregunta de rigor.  ¿Qué ha hecho la británica Paula Hawkings para agenciarse un debut así,  una irrupción tan espectacular y tan mediática en el panorama editorial?


miércoles, 26 de agosto de 2015

En un vistazo #4: obsesiones


WHIPLASH (2014, DAMIEN CHAZELLE)


Quienes lo han experimentado comentan a veces que el éxito suele ser efímero, que lo extraño es que se prolongue demasiado en el tiempo. Quienes lo vemos desde fuera no podemos más que asentir y recordar un buen puñado de esos “cantantes de una sola canción”. Si hubiese que resumir “Whiplash” en una palabra sería esa, éxito. Porque este aplaudido filme de Damien Chazelle, ganador de tres Óscar, oscila en esa delgada línea que no siempre separa la obsesión del éxito. Explora las luces y las sombras, oscilando notoriamente más hacia estas últimas. Hay casi cierto tinte de desmitificación, o al menos de racionalización del éxito, de mostrar esa otra cara en la que a veces no reparamos. Para eso nos pondremos en la piel de un afortunadísimo Milles Terrer que encarna a un joven y su empeño por triunfar como batería. Lo veremos progresar y veremos cómo Terence Fletcher, un talentoso profesor, decide reclutarlo para su banda en el Conservatorio. Aparentemente el primer paso hacia su sueño, pero nada más lejos de la realidad. Fletcher, solventemente interpretado por J.K. Simmons, se nos revela como un maestro no solo exigente, sino también estricto hasta casi resultar despótico e imprevisible. Lo que sigue es la evolución de nuestro protagonista ante una mejora diaria prácticamente impuesta. Su obsesión, sus miedos, sus sacrificios, todo aquello a lo que no dudará en renunciar. Quizá esperaba un paso más a nivel de guión, pero merece la pena ver a un Terrer casi camaleónico, plasmando cada etapa de su particular montaña rusa y haciéndolo con solidez.




DEATH NOTE (2006, TETSURO ARAKI)


No soy el mayor fan del anime pero esta serie llevaba ya en mi punto de mira bastante tiempo. Basada en una serie manga homónima, la trama se centra en el Death Note, un cuaderno custodiado por los Shinigamis (dioses de la Muerte) que termina en poder de Light Yagami, un estudiante modélico. Su funcionamiento es simple: Light puede matar a cualquier persona simplemente anotando su nombre en el cuaderno y visualizando mentalmente su rostro. La posibilidad, inmensa, nos arrastra hasta lindes casi éticos. Abrazado a la idea de construir un mundo mejor, Light comenzará a eliminar uno por uno a criminales, malhechores, y a cualquier persona que considera una amenaza para la sociedad o para sí mismo. Sin embargo, pronto despertará la atención de la policía, que no dudará en recurrir a L, prestigioso y audaz detective, para encabezar el caso.


La serie, de 37 episodios, se resume prácticamente en un pulso constante entre Light, oculto tras el alias de Kira, y el resto de personajes que intentarán detenerle o descubrir su identidad. Una vuelta de tuerca constante, quizá algo excesiva a veces, que sin embargo sirve para dosificar el suspense de forma más que efectiva. Una trama apoyada en ese sustento casi sobrenatural que sin embargo no busca desligarse de la realidad. Más bien al contrario, jugando con conceptos como la justicia, la influencia mediática, o la ética tras las acciones del calculador Yagami. Una historia en la que los buenos rotundos y los malos incuestionables tienden a diluirse. 

miércoles, 19 de agosto de 2015

El marciano (Andy Weir)


Poco suelo fiarme en general de las comparaciones oficiales, de esas integradas en las propias sinopsis o de esas replicadas por doquier. Con la novela debut de Andy Weir, me he encontrado sin embargo con una, creo, más que acertada. Porque más que a la propia etiqueta de ciencia ficción, creo que “El marciano” se amolda estupendamente a esa línea que marcaba aquel inolvidable “Robinson Crusoe” de Defoe.

miércoles, 12 de agosto de 2015

La última noche en Tremore Beach (Mikel Santiago)


Mikel Santiago es uno de esos nombres que últimamente suena, y cada vez más fuerte, en esto del thriller nacional. “La última noche en Tremore Beach” es su primera novela, la que nos hizo descubrirle y acercarnos a su narrativa. Ante las dudas, siempre me gusta aproximarme a nuevos autores desde las primeras obras. Llamadlo manía, o una especie de obsesión por ser partícipe de la evolución en las tramas, las letras, o los personajes.


miércoles, 5 de agosto de 2015

En un vistazo #3: superhéroes galácticos y nostalgias jurásicas


GUARDIANES DE LA GALAXIA (JAMES GUNN, 2014): 


Gamora, Rocket, Groot, Drax y Star-Lord son los Guardianes de la Galaxia en esta nueva adaptación a la gran pantalla del universo Marvel. Cinco personajes con propósitos muy distintos que no eligen unirse, pero cuyos destinos se empeñan en desembocar en el mismo lugar. Una de esas historias en las que los que son enemigos iniciales terminarán uniendo sus fuerzas para enfrentar una amenaza común. En este caso, se trata de un codiciado orbe capaz de destruir la galaxia que, como es de rigor, terminará cayendo en las peores manos posibles. Un filme ameno y de digestión especialmente sencilla, realmente atractivo en el plano técnico y visual y con varios personajes que buscan ganarse al espectador desde la primera escena. Mención especial merece Rocket, un astuto roedor mutante que sostiene casi toda la carga humorística de la película y con quien es imposible no sonreírse constantemente. La trama mantiene la línea épica de rigor y su mayor mérito es un desarrollo realmente uniforme que hace que el espectador apenas desconecte. Quizá se eche de menos cierto bagaje previo durante los primeros minutos de metraje, pero es algo que no llega a ensuciar el resto. Buena película sin muchos más alardes, candidata perfecta para un sábado palomitero. Acción, aventura espacial, humor, algún destello emotivo y un final amable, de esos para todos los públicos.



JURASSIC WORLD (COLIN TREVORROW, 2015) 


Un más que esperado nuevo billete hacia ese universo de Jurassic Park que allá por principios de los 90 nos legaba Steven Spielberg. Y precisamente a eso parece que huele toda la carga argumental del filme, un poco a antaño. Conserva ese inconfundible deje a aventura algo naïf, casi infantil, espectacular y con ese campo hacia la diversión dentro de la acción trepidante. Y ahí, en ese intento de Colin Trevorrow por proyectar la esencia de la primera película hacia nuestros días, se esconden algunas sombras. Uno no puede evitar pensar que es una receta algo trasnochada, un plato que seguramente es delicioso pero que, de tan degustado, parece que hoy ya ha perdido parte de su sabor. Al margen, hay aciertos en esta “Jurassic World”. La mayor baza ya la adivinábamos en los tráilers y no decepciona. El filme aprovecha lo estético y todas las posibilidades visuales de hoy en día sin excesos, y con coherencia. Y para los que somos más fieles a la saga, caben varios guiños deliciosos sobre todo a esa primera parte. Una película en definitiva correcta, agradable, pero que os dejará con mucha hambre si vais con las expectativas disparadas. Y disfrutable en su justa medida si vais sin grandes pretensiones. Una apuesta por la técnica actual pero que tiende irremediablemente hacia la nostalgia.

miércoles, 29 de julio de 2015

Neuromante (William Gibson)


Publicada a mediados de los años 80, “Neuromante” es una de esas novelas casi premonitorias. Notoriamente adelantada a su época, marcadamente futurista, pero que nos dibujaba un mundo que después, que ya hoy en día, es imposible no ver muchísimo más cercano. La novela fue la primera de William Gibson, con la que abrió prácticamente un subgénero dentro de la ciencia ficción, lo que se ha venido llamando cyberpunk. Y que le reportó además la gran tríada de premios en cuanto a ciencia ficción se refiere: Hugo, Nébula y Philip K. Dick.


miércoles, 22 de julio de 2015

Ex machina (2015)


La ciencia ficción toca muchos palos y pocos, la verdad, que no llamen mi atención. En este Desván ya han tenido cabida aventuras espaciales, viajes imposibles que a medida que pasa el tiempo intuimos menos irrealizables. Con la película de hoy el viaje y el tema no son tan lejanos, más bien muy cercanos: El cerebro, ese misterio que tenemos cerquita y sin embargo aún estamos tan lejos de conseguir abarcar.


miércoles, 15 de julio de 2015

El vigilante (Peter Terrin)


Trasegando entre esto de las distopías, lecturas con las que siempre disfruto, di hace bien poco con esta que hoy os traigo al Desván. “El vigilante” es una novela realmente atípica, de esas de reseña difícil y recomendación, como poco, arriesgada. Llega de la mano del belga Peter Terrin y fue galardonada en 2010 con el European Union Prize for Literature.


miércoles, 8 de julio de 2015

En un vistazo #2: el filón de los viajes en el tiempo y un genio del fútbol


MESSI (2014, Álex de la Iglesia)


Película documental centrada en la figura del que es seguramente el mayor genio del fútbol actual. Sirviéndose de un buen puñado de imágenes reales e intercalando también tramos de dramatización ficticiaÁlex de la Iglesia busca aproximarnos a la figura del argentino marcando cada una de sus etapas vitales, desde su infancia hasta prácticamente la actualidad. "Messi" es poco más que una serie de testimonios de personas allegadas al argentino: amigos de infancia, antiguos compañeros de equipo, entrenadores y auténticos nombres de esos escritos con mayúsculas en la historia del fútbol. El mayor mérito de Álex de la Iglesia no es tanto haberlos compilado,  sino haberlos hilvanado de forma ciertamente amena. Un documental que busca ir un punto más allá del mero deporte y mostrarnos parte del lado más íntimo del rosarino. Podría pecar quizás del sesgo típico de esta clase de filmes que tienden a ensalzar las luces y a minimizar mucho las sombras. Una opción interesante para los más futboleros, pero lejísimos de resultar imprescindible.




 EL MINISTERIO DEL TIEMPO (2015, Pablo Olivares, Javier Olivares)



“El ministerio del tiempo”. De largo, una de las sorpresas más agradables que me llevado últimamente en cuanto a ciencia ficción patria hecha serie.  Tres personajes de tres épocas muy distintas son reclutados por el Ministerio del Tiempo, un organismo secreto cuya misión explicada en dos palabras es preservar la Historia. Sus agentes, nuestros tres protagonistas, tendrán que viajar en el tiempo para impedir que varios de los acontecimientos más reseñables de la Historia de España sean alterados. Su gran punto fuerte, además de ese matiz casi ilustrativo de hacernos mirar hacia nuestro pasado de forma muy amena, está sobre todo en esos tres protagonistas y la relación que se va forjando entre ellos. Tres mentalidades separadas por varios siglos forzadas aquí a convivir, a colaborar, a adaptarse a cada misión y a cada época. Un reparto contrastado, a la altura y con varias sorpresas. Me quedo con la camaleónica Aura Garrido en un nuevo registro, encarnando aquí a una mujer ya adelantada a su época (S. XIX) que se convertirá poco menos que en el cerebro del grupo. Por poner una pega, el tipo de humor por el que opta en algunos momentos me ha chirriado. Una serie que es una apuesta muy grata dentro del “siempre lo mismo” del panorama actual. Muy llevadera, intrigante y con uno de esos sustentos argumentales que es un filón más que aprovechable. 

miércoles, 1 de julio de 2015

Alex (Pierre Lemaitre)


Pierre Lemaitre es uno de esos autores que he visto pasar ante mis ojos un montón de veces, y en el que aún no me había parado. Referente sin duda en la narrativa negra actual, y tras no pocas dudas sobre el mejor comienzo, decidí hacerlo con esta novela que pintaba prometedora y que hoy me subo al Desván. Así llegué, y así llegamos, a “Alex”.


miércoles, 24 de junio de 2015

It follows (2014)


Cuando un género se encorseta, toma y repite clichés, la originalidad se convierte en un tesoro de esos que como espectadores nos encontramos casi por casualidad. A veces, como ese fan que pide un bis, revisionamos la película de turno, aunque no siempre es buena idea. Otras, es más mi estilo, corremos a recomendarla como quien ha encontrado sin quererlo una pequeña joyita. En cualquier caso, el terror actual es uno de esos géneros. Siempre tachado de agotado, de repetitivo y de vacuo, cada vez parecen menos los filmes que rompen la línea comercial imperante. David Robert Mitchell nos deja esta aplaudida “It follows” que hoy me subo al Desván y que es sin duda una de esas apuestas.


miércoles, 17 de junio de 2015

El guardia, el poeta y el prisionero (Lee Jung-Myung)


El título de una novela, o de cualquier relato, puede convertirse en todo un reclamo. Junto con lo más gráfico como puede ser una portada, no deja de ser parte importante de esa primera impresión que tendremos como lectores de una historia. Las listas de ventas están plagadas de  títulos sorprendentes, impactantes, ingeniosos. Pretendidamente largos o breves como un destello. Gancho y cebo, cada uno a su manera. Pero en ocasiones, bajo títulos convencionales, prosaicos, casi incluso hasta vulgares, puede estar ocultándose una gran historia.



miércoles, 10 de junio de 2015

En un vistazo #1: de la provocación de Von Trier a una realidad incómoda


Pues sí, además de las reseñas cinéfilas un poco más extensas, he decidido tirar también por lo minimalista. A partir de hoy, intercalaré también entradas como la que estáis a punto de leer. La idea es seguir hablando de cine, de series, incluir algún documental como es el caso hoy... Abarcar un poco más, en definitiva, pero hacerlo "en un vistazo". En un rincón del Desván en el que todo estará más condensado, habrá menos palabras, pero la misma intención. Venga, va, al turrón:


ANTICHRIST (LARS VON TRIER, 2009)


Esta película inaugura la que algunos han bautizado como la “trilogía de la depresión”, del danés Lars Von Trier. Más tarde llegarían “Melancholia” y la más reciente “Nymphomaniac”. “Antichrist” es de esas películas dificilísimas de definir, como casi todo lo que sale de la cabecita de Von Trier. No seré yo quien diga que el danés no muestra pinceladas geniales, desde esa prodigiosa escena en blanco y negro que abre el filme, el brutal contraste en el que Von Trier nos fuerza a situarnos. Una pareja que se enfrenta a la súbita pérdida de un hijo y que decide afrontar por su cuenta todo lo que viene después. 


Charlotte Gainsbourg, cara visible en las tres entregas, personifica aquí una soberbia exploración del duelo. Tan íntima como alegórica. Tan cruenta y tan descarnada como bella en ocasiones. Y hasta aquí debería haber llegado el filme. Lars Von Trier nunca debería haber intentado virar hacia el terror, o lo que sea que haya querido representar. Porque “Antichrist” se convierte en una película tramposa, que comienza siendo una cosa para desembocar en una extrañísima vorágine psicológica que tiende hacia la provocación. Provocar o remover per se es estupendo en Cine, pero cuando hay cimientos o, al menos, un propósito. La provocación de Lars Von Trier aquí está totalmente ligada a lo visual, a lo explícito, y como tal se antoja vacua e innecesaria. “Melancholia”, la segunda entrega de la saga, es un filme igualmente pausado y simbólico pero muchísimo más cohesionado y digerible. 





INVESTIGACIÓN MÉDICA: HOUSTON, TENEMOS UN  PROBLEMA (ÁLVARO TOEPKE, 2015)


Bajo tan elocuente título tenemos un documental de esos que, creo, todos deberíamos ver. Lo digo yo que soy poquísimo de documentales, pero al fin y al cabo abarca un tema capital y que nos afecta a todos hoy en día. Resumido en una frase: el modelo de desarrollo y distribución actual de los medicamentos puesto en entredicho. Asimilado poco menos que a un crudo negocio en el que salud importa bien poco si las cifras no acompañan. Y una crítica que no sale de cualquier mente retorcida, o conspiranoica, sino del propio ámbito médico, de varios investigadores y expertos que prestan su visión y su testimonio. 


El documental va un paso más allá de la pura crítica y no se limita a poner el foco de atención en un tema tan sensible. Lo especialmente interesante es la última parte del metraje, en la que se proponen varios modelos alternativos a las patentes actuales, que absorben demasiado tiempo, demasiados recursos y prácticamente “secuestran” información en pos de lo que luego será un beneficio económico para las grandes compañías farmacéuticas privadas. Una visión interesante en la que merece la pena ahondar. Este breve documental, en menos de una hora, lo consigue con creces.

miércoles, 3 de junio de 2015

Las penas del joven Werther (J. W. von Goethe)


“Las penas del joven Werther”, “Las desventuras del joven Werther”, “Las cuitas del joven Werther”… la novela que hoy comparto con vosotros en el Desván es de esas cuyo título ha sido traducido de formas bien distintas dependiendo de la edición. Me quedo con la primera, que es la mía, y en cualquier caso la historia es la misma: seguramente la obra de juventud más reconocida de un clásico como Goethe, en pleno Sturm und Drang alemán y empezando a esbozarnos ya lo que sería aquel Romanticismo que vendría justo después.


miércoles, 27 de mayo de 2015

Los últimos días en Marte (2013)


La británica “Los últimos días en Marte” es quizá una de esas cintas algo denostadas por la crítica, pero que podrían sorprender a los ya amoldados al género. Un correcto thriller espacial con algún destello de terror que supone el debut del irlandés Ruairi Robinson en la dirección en lo que a largometrajes se refiere.  


miércoles, 20 de mayo de 2015

Invierno Humano (Kiko Labiano)


Si hay una gran virtud en “Invierno humano”, esta novela de Kiko Labiano que hoy me traigo al Desván, es que no tarda en aprisionar al lector. Y es algo que hacía cierto tiempo que no me ocurría: dar con una novela que engancha prácticamente desde la página uno. “Invierno humano” es así, atrapa desde el inicio, desde la frenética persecución que abre la novela y tras la que no podemos evitar empezar a hacernos preguntas, buscar motivos, anticipar porqués.



miércoles, 13 de mayo de 2015

Nightcrawler (2014)


Jake Gyllenhaal, para quienes la hayáis visto,  era aquel niño extraño que apenas parpadeaba en Donnie DarkoHa pasado más de una década y curiosamente, como cabeza de reparto en la película que hoy me traigo al Desván, le vemos prácticamente conservar el mismo recurso. Y para representar exactamente lo mismo. Sus ojos, que en pocos planos vemos cerrados, proyectan ese perfil de personaje, obsesivo en esencia, en el que siempre se desenvuelve tan bien.


miércoles, 6 de mayo de 2015

La casa del trueno (Dean Koontz)


La novela que hoy comparto con vosotros es de esas que me sirven como primer acercamiento hacia un nuevo autor. En este caso, nos vamos a las letras de Dean Koontz, otro de los grandes referentes contemporáneos en esto del terror. El por qué un loco fan del género como yo no había buceado aún entre sus novelas es un misterio. Bueno, no es un misterio pero que mejor no preguntéis porque haré la cobra. “La casa del trueno” es la elegida y vamos al lío.


La llamada Casa del Trueno que da título a esta novela es un escenario. Un lugar en el que Susan, nuestra protagonista, ha vivido en el pasado una experiencia terrible. Cuando Susan, ya en el presente, despierta de un coma tras un aparente accidente de tráfico, se asomará de nuevo a aquel terror. Comenzará a ver a aquellas mismas personas que la acompañaron en la Casa del Trueno. Ahora se han convertido en doctores, enfermeros, o ayudantes del hospital en el que está ingresada. Toda una pesadilla que, a medida que Susan va recuperando la memoria, irá tomando tintes macabros.

miércoles, 29 de abril de 2015

The man from Earth (2007)


Es bastante sencillo situarse en el punto de partida de la película que este miércoles me he traído al Desván. No es una situación extraña, a priori. Todos la hemos vivido. Imaginemos una reunión entre amigos. Una de esas reuniones que me gustan particularmente poco: una despedida. Y una despedida, además, imprevista. John Oldman es profesor y decide convocar a sus amigos, todos colegas de profesión, pero más amigos que simples colegas. Entre comida, cervezas y algún que otro whisky, pocos se explican la repentina marcha de John. Le tocará explicarse, y veremos que le cuesta, y veremos que su reticencia es bien fundada. Fin de lo cotidiano, fin de esa facilidad para ubicarse.


John comienza a hablar y confiesa algo imposible: es un hombre prehistórico, ha vivido miles de años. Y ha sido testigo de varios de los grandes acontecimientos históricos que han llegado hasta nuestros días. Vamos, que su apellido tiene retranca, y mucha. Y así comenzará a fluir la historia, entre el lógico escepticismo inicial, la posibilidad de que John simplemente se haya construido una historia asombrosa y les esté tomando el pelo, la posibilidad de que haya perdido el juicio, y alguna que otra teoría más. Llegarán las preguntas, llegarán las respuestas. Las dudas se multiplican, pero John permanece firme, sus afirmaciones tienen cierta coherencia. Sus palabras apenas muestran grietas. ¿Puede ser cierto todo lo que afirma?

miércoles, 22 de abril de 2015

Carta de una desconocida (Stefan Zweig)


Stefan Zweig es uno de esos autores repetidores en el Desván, y al que una vez más hago hueco en mis estanterías. La inclinación a leer un libro y lanzarse a una historia puede tener motivaciones diversas: la propia historia, la trama que nos llama, o incluso alguna recomendación personal. En este caso confieso que utilicé esta lectura como solución a un pequeño bache lector. De ahí que me haya decantado hacia lo breve, y hacia una prosa ya conocida como la del austríaco. Que en caso de saturación, casi siempre es mejor lo bueno conocido.


miércoles, 15 de abril de 2015

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo (2014)


Si hablamos de Mortadelo y Filemón, los más rocambolescos agentes que han ido surgiendo de la mente de Francisco Ibañez desde hace décadas, yo me inclino hacia esa vertiente, la literaria. Es inevitable hacerlo cuando me he criado con ellos casi por herencia familiar. He crecido entre cómics y viñetas ilustrando las aventuras de esta singular pareja. Y quizá por eso, cuando entre los planes para combatir uno de esos domingos grises fue cobrando fuerza esta película, yo me puse en guardia.


miércoles, 8 de abril de 2015

Entre los muros de Crickley Hall (James Herbert)


La novela que hoy me subo al Desván me acompañó en uno de esos momentos extraños, en esa incertidumbre que implican los primeros compases, creo, de cualquier cambio. Y quizá por eso no consiguió llegar a entusiasmarme, no estando en mi momento más receptivo como lector. El caso es que la escogí porque esta historia de James Herbert parecía tener todos los elementos para conquistarme, una de esas apuestas que se antojaban prácticamente seguras.


miércoles, 1 de abril de 2015

Corazones de acero (2014)


Tanto si hablamos de cine como de literatura, seguramente lo bélico sea uno de mis grandes puntos flacos. Es un género que nos ha regalado tanto novelas como películas de las inolvidables, es cierto. Pero a mí, lo reconozco, siempre me cuesta. Partiendo de esto, que condicionará seguramente mi impresión, sentí curiosidad por esta “Fury”, “Corazones de acero” en castellano, ovación cerrada una vez más para esas comerciales mentes que se dedican a esto de traducir títulos de pelis/libros.


miércoles, 25 de marzo de 2015

Rabia (Stephen King)


Stephen King vuelve hoy por el Desván y lo hacemos con una novela de esas que se escapan un poco a su tendencia habitual. “Rabia” es la primera de las novelas en las que Stephen King se convirtió en Richard Bachman. Un pseudónimo que surgió casi por exigencia editorial, en esa idea que imperaba de dejar un tiempo reposar la publicación de cualquier novela. Richard Bachman surgió para no saturar las listas de novedades, y al mismo tiempo sirvió para aglutinar una serie de historias que, como decía, escapan un poco a la línea más habitual en King.




“Rabia” es una novela curiosa porque tiene su historia más allá de las páginas, que muchos conoceréis y después veremos. Pero entre páginas, tenemos la historia de Charles Decker, un adolescente que ya intuimos atormentado y vamos adivinando algo inestable desde las primeras páginas. Y todo va a materializarse una mañana, prácticamente en un arrebato y tras una fuerte discusión. Decker agarra un rifle, asesina a su profesora y retiene a todos sus compañeros de colegio, desatando así su particular rabia.


Y aquí comienza lo interesante, porque lo que tiene todos los visos de ir a convertirse en una espiral de sangre y violencia resulta ser otra cosa. King siempre me aparecido un gran constructor de universos, capaz de desafiar las leyes más incuestionables de nuestra realidad en pos de las suyas propias. Tan pronto nos planta una cúpula que aísla totalmente un pueblo entero, como nos presenta la posibilidad de viajar al pasado para poder cambiarlo. Al final lo que consigue es arrastrar al lector hacia su terreno, encerrarlo en esa burbuja que ha creado, para contarle lo que quiere contarle. Y esta novela es un buen ejemplo. Cuando uno de tus compañeros empuña un rifle y se planta frente a toda la clase, las reglas también cambian.


Y el universo de King es aquí poco más que un aula. Sí, vale, hay vida en el exterior. Está la policía que intenta que Decker cese en su empeño. También la prensa comienza a ver en el acto del joven Decker una noticia. Pero lo interesante ocurre dentro, donde “Charlie” comienza a hablar de su vida, a desgranar sus sombras, y a incitar a que los demás hagan lo propio. Y la cosa funciona. Quizás cuando entre la vida y la muerte hay solo una bala desaparecen los tabús, las apariencias quedan hechas trizas y los secretos pierden parte de su sentido. King nos zambulle un poco en estas ideas, jugando con tensiones e inesperadas simpatías, creando un clima de tensión psicológica que nos impulsa a llegar al final. Incidiendo en esos fantasmas que todos tenemos y que afloran en circunstancias extremas.




Nos queda una parte de la historia por contar, la que va más allá de la novela. Hay ediciones antiguas en bibliotecas y de segunda mano, y al parecer está incluida en algunas colecciones, pero “Rabia” no es un libro sencillo de encontrar hoy en día. Vio la luz en 1977 y, tras su publicación, comenzaron a darse varios casos en las escuelas norteamericanas: Estudiantes armados que irrumpían en las aulas secuestrando al resto de sus compañeros de clase, a veces con consecuencias fatales. Cuando la policía registró las pertenencias de uno de estos jóvenes, Dustin Pierce, en 1989, halló un ejemplar de esta novela entre ellas. Fue uno de los primeros casos, y el principio del fin. King no podía soportar la idea de que su historia pudiese estar inspirando este tipo de actos, o alentando la posesión de armas. Así que “Rabia” terminó siendo retirada de las librerías.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Aniquilación (Jeff VanderMeer)


Jeff VanderMeer era hasta hace no mucho uno de esos ausentes aún en mi biblioteca. “Aniquilación”, la novela con la que me estrené con él hace ya unos meses, me la descubría una vez más Mientrasleo y es la primera de una prometedora trilogía que en solo unos meses ya ha llegado a las librerías. Y aunque siempre tendamos a asociar las series literarias con montones de páginas, no es el caso. “Aniquilación” es breve, poco más de doscientas páginas que se devoran en un par de sentadas. Y que tienen un dejo especial, diferente, que es uno de sus grandes puntos fuertes.


miércoles, 11 de marzo de 2015

Magical girl (2014)


Reconozco que no soy yo el espectador más inclinado hacia el cine patrio, pero siempre hay películas que se van colando entre esa suerte de lista de deseos que todos vamos construyendo, papel o no mediante, consciente o inconscientemente. 2014 ha traído unas cuantas, y “Magical girl”, del madrileño Carlos Vermut, ha sido una de esas películas. Me topé con ella casi por primera vez con una estupenda reseña que nos dejaba Ismael Cruceta, y después se fueron sucediendo más opiniones y más recomendaciones. Hoy por fin toca subírmela al Desván.



miércoles, 4 de marzo de 2015

Soy leyenda (Richard Matheson)


Cuando nos acercamos a ese tipo de historias que nos trasladan a un fin del mundo, o al menos a un fin de la civilización tal como la conocemos, tendemos a pensar a veces en puñados de acción, o en un ritmo endiablado. Por no hablar de los zombis, que han hecho mucho por acentuar aún más esa idea ante lo apocalíptico. Así que hoy he querido subirme al Desván esta “Soy Leyenda”, todo un clásico que Richard Matheson nos dejaba a mediados de los 50, y que sigue otra línea totalmente diferente.


miércoles, 25 de febrero de 2015

Lost in translation (2003)


Abordando hoy un género de esos a los que no soy tan asiduo, llegamos a la archiconocida “Lost in translation”, un filme que regresó a mí esta vez en forma de reposición televisiva. Una película con la que me he topado varias veces y que puedo decir que es un caso extraño. Porque no es mi género, ni siquiera el reparto se cuenta entre mis favoritos, pero es de esas historias que nunca me han chirriado, que no me canso de ver.


miércoles, 18 de febrero de 2015

Las vírgenes suicidas (Jeffrey Eugenides)


“La verdad era esta: comenzábamos a olvidar a las hermanas Lisbon, y no recordábamos nada más. Ya se desvanecía el color de sus ojos, la situación de sus lunares, hoyuelos y minúsculas cicatrices. Hacía tanto tiempo que no veíamos sonreír a las hermanas Lisbon que ya nos costaba recordar sus apretados dientes”

A veces uno se topa con historias de las que no es fácil hablar, y recomendarlas ya es todo un riesgo. Jeffrey Eugenides nos deja con “Las vírgenes suicidas” una de esas historias. Cuesta olvidarla ya como historia. Como mera sucesión de hechos, está destinada a impactar y a remover al lector. Porque es una ficción que roza la realidad, lo vemos en muchos de los temas que Eugenides abarca en estas páginas. Quizá su mayor mérito sea precisamente ese: haber sabido aproximarnos a esa particular fuerza que desprende lo real, lo que vemos más próximo que imposible.


miércoles, 11 de febrero de 2015

As above, so below (2014)


“As above, so below” es otra de esas rarezas que de vez en cuando me da por subirme al Desván. Otra de las que, al menos de momento, no encontraremos en nuestras carteleras. Volvemos al found footage, al bajo presupuesto, al terror y a esa grabación casi subjetiva en primera persona. Y en este caso tenemos un filme que apuesta descaradamente por la claustrofobia que genera un escenario de sobra conocido por todos: nada menos que las catacumbas de París.



miércoles, 4 de febrero de 2015

Kallocaína (Karin Boye)


En un mundo deshumanizado, en una sociedad autoritaria en la que el individuo se halla sometido al grupo, al Estado, nos encontramos con Leo Kall. Leo, que vive junto a su mujer y trabaja como científico, dará con un descubrimiento cuyas repercusiones no puede ni imaginar: la Kallocaína. Una suerte de suero de la verdad. Una sustancia que, una vez inyectada en el cuerpo, reprime cualquier autocontrol por parte del sujeto. Y cuando eso ocurre, cuando cada uno no puede evitar decir lo que realmente piensa, Kall se topará con algo peligroso para el Estado.




De esta premisa parte la novela que hoy me traigo al Desván. Muy en la línea de esas grandes distopías clásicas que proliferaron en torno a los años 40 (“1984”, o “Un mundo feliz”, la sueca Karin Boye nos dibuja aquí otra de esas sociedades totalitarias, en las que el Estado ejerce un control casi absoluto. Abarcando aspectos como la educación, la cultura, la propia natalidad, llegando a invadir la esfera íntima de la población. Boye, que durante su vida entró en contacto tanto con la Unión Soviética como con la Alemania de Hitler, plasmó aquí sin duda el miedo, la inquietud del futuro ante lo que sus ojos veían.

miércoles, 28 de enero de 2015

Rec 4 (2014)


O “cómo rematar la decadencia de una franquicia”, bien se podría titular la entrada de hoy. Lo cierto es que tampoco esperaba gran cosa de esta “REC 4: Apocalipsis” bajo la batuta de Jaume Balagueró. Solo siguiendo la evolución de la saga, no cuesta comprender que cabía poco lugar para milagros con este desenlace. Queda lejos, muy lejos, ese planteamiento de la primera REC que consiguió sorprendernos a muchos. Lejos ese recurso del found footage que la franquicia ha ido abandonando poco a poco. Y con él, la intensidad y la claustrofobia a las que nos precipitaba esa grabación en primera persona.


miércoles, 21 de enero de 2015

En picado (Nick Hornby)


Martin es un afamado presentador televisivo cuya carrera se ve truncada tras un escarceo sexual con una menor. JJ es solo repartidor de pizzas, pero esconde una de esas ambiciones que, por irrealizables, amargan más que endulzan su existencia. Maureen vive sin hacerlo, aplastada por la rutina y encadenada a su hijo discapacitado. Y la inestable Jess vive con un trauma familiar, problemas en casa, y también parece haberse encaprichado del tipo equivocado.