Páginas

martes, 3 de diciembre de 2013

Guardianas nazis (Mónica G. Álvarez)


Como lector y devorador de historias, reconozco que hay temas que me cuestan más que otros. Supongo que a todos nos ocurre un poco lo mismo. Y no hablo de literatura romántica, que ya os habréis dado cuenta de que se me resiste bastante. Hablo de temas concretos, crudos, complicados, difíciles de enfocar y trasladar a las páginas. Suelo aproximarme de puntillas a todo lo que tenga que ver con la guerra, por ejemplo. Y aún con más cautela si hablamos de la Guerra Civil, mil veces abarcada. Con el tema que traigo hoy me ocurre casi siempre. Recelo por sistema de los libros que giran en torno al nazismo y al Holocausto. Pero al mismo tiempo, creo que al menos de vez en cuando está bien recurrir a alguno de ellos. Aunque sea simplemente para no olvidar. En ese sentido, “Guardianas nazis”, de la vallisoletana Mónica G. Álvarez, parecía adecuado. Un ensayo que tocaba un episodio del nazismo algo desconocido para mí.




El título de por sí es bastante revelador. Aquí, Mónica nos presenta las historias de diecinueve mujeres que formaron parte del aparato ejecutor del Reich en los diversos campos de concentración hasta 1945. El libro está organizado en dos partes que siguen una estructura similar: cada capítulo corresponde a una de estas mujeres y está encabezado por una somera ficha que nos arroja los datos biográficos más relevantes de la “protagonista”.


A partir de ahí, la autora profundiza más en aspectos como los orígenes de estas mujeres, su trayectoria a través de toda la estructura de campos de concentración tejida por el Régimen, sus personalidades, o los métodos que utilizaban para someter a los prisioneros a su cargo. Muchos, no por conocidos, dejan de sobrecoger: tenemos perros adiestrados para despedazar a esas víctimas, flagelaciones, latigazos, trabajos forzados y una turbadora variedad de torturas físicas. Lógicamente, es el tramo más crudo y lo que hace de este ensayo algo imposible de devorar en una sola noche, al menos en mi caso.


El aspecto bibliográfico y documental es sin duda el mayor valor de estas más 300 páginas. Los datos que la autora nos compila nos permiten ir más allá de los simples crímenes y aproximarnos a las personas que los cometieron. Apreciamos así algo interesantísimo, que son las relaciones entre las propias guardianas y las influencias que observamos entre ellas mismas. Además, Mónica nos salpica cada capítulo con los testimonios de los supervivientes y las declaraciones de las propias guardianas extraídas de los juicios a los que fueron sometidas. Para concluir por último con cada una de las sentencias dictadas.


En esencia, estamos ante otro modo de perfilarnos la mísera situación que se vivía en los campos de concentración y los abusos, humillaciones y crímenes que allí se dieron. Lo novedoso aquí es que no sólo lo hacemos a través de los desgarradores testimonios de los supervivientes, sino que nos aproximamos, más que nunca, a la perspectiva de unas ejecutoras de todo ese horror.


“Guardianas nazis” tiene, a mi juicio, un par de peros. El estilo de la autora es bastante directo y todo lo sobrio que podría ser tratándose de un ensayo salpicado con bastantes datos históricos. Lo que me falló en algún momento fue el tono, que da la impresión de caer en un sentimentalismo y dramatismo demasiado acusados y realmente innecesarios. Entiéndaseme: hay dramas que, creo, hablan por sí solos. No es necesario potenciarlos para acercarlos al lector. El segundo punto es la propia estructura del libro. Cada capítulo está dedicado a una de estas guardianas, mujeres a veces con orígenes bastante similares, que a veces tendrán que cumplir las mismas condenas, y que a veces desarrollan los mismos métodos de tortura porque llegan a conocerse e influenciarse entre ellas. Todo ello da como resultado que, si afrontásemos este ensayo como una lectura en un tirón, se nos pudiera hacer un tanto repetitiva en ciertos puntos.




Para concluir, dos puntos a reseñar en torno a la propia edición. En las páginas centrales nos toparemos con bastante contenido gráfico y fotográfico que nos ilustra muchos de los episodios que aquí se nos narran. Y finalizo yéndome hacia el principio, a un prólogo del Doctor José Cabrera Forneiro que me parece magnífico y que ya plantea la idea que flota durante el resto de páginas en la mente del lector. ¿Qué ocurrió con estas mujeres? ¿Qué les impulsó a la barbarie? ¿Fueron contagiadas por el ardoroso aparato propagandístico e ideológico Nazi? ¿O estaban, de algún modo, ya fraguadas para la muerte?


Libro recomendable, a pequeños y separados sorbos, si estáis interesados en este episodio no tan conocido de una historia que, esa sí, la conocemos todos.



48 comentarios:

  1. Lo siento, pero me he quedado al inicio de tu reseña. Realmente no puedo con el tema nazi y aunque seguramente es una lectura muy entretenida y muy reveladora, no es para mí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te va el tema, no es tu libro, Mariuca. Yo reconozco que el nazismo, todo lo que tiene que ver con él, me cuesta. Pero también creo que, aparte de aprender cosas que no conocía, este libro ha cumplido un poco esa función de "no olvidar". Que en estos casos y viendo como está el patio, no viene mal.

      Un saludete!

      Eliminar
  2. Me llama desde siempre esa época, el que pudo pasar por sus cabezas, ya había leído algo sobre las "guardianas" me lo apunto porque me parece interesante, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya has leído sobre el tema y te llama será perfecto para ampliar un poco más, Susana. Como digo en la reseña, sobre "eso" que pudo pasar por sus cabezas habla en parte Mónica. Y sobre todo el Dr. Cabrera en el prólogo, que me parece fantástico.

      Besotes.

      Eliminar
  3. No creo que me decida por éste. No puedo leer nada de tema nazi. Es como si hubiera una cortina entre ellos y yo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay temas que cuestan, Aliena, y es comprensible que el nazismo sea uno de ellos.

      Besotes!

      Eliminar
  4. Me interesa el tema, pero por otro lado soy poco de leer ensayos. Lo que sí me ha llamado mucho la atención es el subtítulo "El lado femenino del mal", me ha hecho gracia porque parece el título de una película de Serie B XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que queda bastante en plan reclamo, sí, jajaja. Yo, si soy sincero, ni reparé en el subtítulo hasta que tuve el libro entre mis manos.

      Es un ensayo bastante ágil, Laura, sobre todo si lo vas leyendo poco a poco. Es repetitivo y eso pero no por el estilo de Mónica, sino por la propia estructura que tiene.

      Yo soy bien poco de ensayo también, por cierto xD

      Besotes!

      Eliminar
  5. Me pasa un poco como a ti. Me da un poco de repelús leer sobre estas cosas. Me angustian bastante. Sin embargo, tampoco descarto absolutamente leerlo en un futuro. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para cualquier persona que conserve un poco de eso que nos queda de humanos, son temas que tienen que remover a la fuerza, Álter. Pero no está mal hacerlo de vez en cuando, por aquello de ver los errores cometidos.

      Besotes!

      Eliminar
  6. Yo tampoco puedo con este tema, y viendo la portada, ya se me quitan las poquitas ganas que podría tener de leerlo.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la portada es elocuente como pocas, Laura, no pasa desapercibida. Dentro, en el propio material gráfico que contiene el libro, hay imágenes aún más tremendas, te lo aseguro.

      Besos.

      Eliminar
  7. Creo que como a todos nos ocurre o la gran mayoría, cuesta un poco afrontar la lectura o simplemente preferimos no rememorar ciertos temas que ya dolieron bastante en su época como la Guerra Civil o el Nazismo.
    Sin embargo, me gusta que una escritora nacional abarque con su punto de vista un tema tan macabro - porque lo era - y lo digo porque muchos se quedan con lo que pasó en "casa".
    En fín, puede que algún día le de una oportunidad pero ahora no.

    Por cierto, la última frase de Laura SB ha sido genial, lo había pensado yo también XD

    abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que no es un tema demasiado abarcado, creo, al menos a nivel nacional. O eso o yo estoy en la parra, porque no sabía de estas "guardianas" antes de leer a Mónica.

      Dramas los hay en todos los países, y en varios tramos históricos. Pero es verdad que parece que a los españoles nos va mucho lo de "reivindicar" lo nuestro. Aunque sean tragedias.

      Un abrazote!

      Eliminar
  8. Me pasa como a ti, para ciertos temas soy bastante escrupulosa porque nunca sé por dónde saldrá el autor a la hora de encauzar el tema y a veces me pongo enferma leyendo... y no es plan...
    Este libro en concreto no lo conocía... y me ha sorprendido muchísimo el argumento y la actitud de esas mujeres...
    Gracias por tu trabajo
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita siempre, Cita.

      Si te animas con él, satisfará un poco tu curiosidad por esas mujeres. Cómo llegaron a ser lo que fueron. Fue un poco lo que a mí me impulsó también a hacerme con él.

      Un besazo.

      Eliminar
  9. Uuuuf, la novela romántica... paso palabra. La segunda guerra mundial, trilladísimo aunque sí suelo leer libros y este me parece bastante interesante justo por lo que tú mismo señalas, por el trabajo documental y sí, hay dramas que hablan por sí solos, advertido quedo de que la autora se deja llevar aunque la idea me parece interesante. Un abrazo Rober :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea está bien llevada, sí que me dio la impresión de que excesivamente dramatizada en algún punto. Pero ya sabes, siempre es algo muy subjetivo, no hay dos lectores iguales. La parte documental, sobre todo gráfica, pone los pelos de punta.

      Un abrazote!

      Eliminar
  10. Lo tengo pendiente desde que oí hablar de él en la radio y me pareció interesante, aunque le hayas puesto algún pero me sigue convenciendo y en algún momento le llegará el turno
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Tatty, los peros no tienen porqué echaros atrás. Y además, en este caso, es algo muy personal y muy subjetivo que no me ha impedido aprender y "disfrutar" la lectura, si podemos decirlo así en este caso. Si te llama el tema, ni dudes, a por él ;)

      Besos!

      Eliminar
  11. Sinceramente el tema nazi no va muy conmigo así que pasaré por alto esta lectura. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay temas que cuestan, Emma, es normal.

      Un besote.

      Eliminar
  12. Lo tengo en casa, ya sabes que estos temas a pesar de su dureza y de que los voy intercalando me atraen un montón.
    El pero del tono demasiado dramático en ocasiones no es algo que me guste pero en general creo que me va a gustar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también es un detalle que no me gusta encontrarme, y menos con estos temas, Lesincele. Pero en cualquier caso, no entorpece el ensayo. Son más bien algunos destellos en los que dramatiza demasiado, la tónica general es ilustrativa. Y de muy ágil lectura, además. Si te gusta el tema, te va a gustar.

      Un beso!

      Eliminar
  13. Lo tengo en casa.
    Me encanta el tema (de Guerras y Revoluciones en general). De momento solo lo he ojeado por encima y ya por las fotos tenían una pinta de cabronas y de estar como un cencerro.. pero de cuidado...
    Por cierto, la romántica tampoco es santo de mi devoción... aunque algo cae a veces.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mío con la romántica es algo genético, convencido estoy, jajaja.

      Hay varias fotos interiores que ponen la piel de gallina y me impactaron de veras. Una imagen siempre puede tener un poder tremendo, y más en este tema.

      Respecto a lo de estar como un cencerro, se profundiza un poco más en el libro, #yonoespoileoná xDD

      Besotes y disfrútalo, Shorby!

      Eliminar
  14. Ahora no, pero lo anoto para más adelante. No me gusta el "pero" que tiene pero intentaremos.

    Besos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me disgusta el pero en este tipo de temas. Pero también me parece bastante personal y subjetivo esta vez. Desde luego, para quien le interese el tema, e independientemente un poco del tono a veces, es un gran libro.

      Besos!

      Eliminar
  15. Uff.. Traes un libro duro, Rober. De todas maneras me lo llevo. Es un tema que me interesa bastante y me parece que este ensayo aporta algo diferente a lo que he leído hasta ahora.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, esta perspectiva desde las "guardianas", en las que además se profundiza bastante, yo la desconocía, Elena. Si el tema te gusta, seguro que te gusta lo que Mónica tiene que contarte ;)

      Besines!

      Eliminar
  16. Me gustan las novelas en las que se habla de guerras, especialmente la civil y la mundial, siempre aprendo mucho, la verdad. Este libro me parece interesante por tratar un tema conocido pero centrado en unos personajes no tan conocidos. Me llama la atención aunque como bien dices lo leería a sorbitos porque leyendo sobre torturas y demás lo paso mal, aunque me encantan las dudas que se plantean al final del post ¿qué fue de ellas?
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que comentas, creo que es tu libro, LIM. Y como dices, un tema tratado desde un enfoque distinto y algo desconocido.

      ¿Qué fue de ellas? Te dejo que lo leas tu misma :) Yo avanzo que, algunos de sus finales, indignan,.

      Besotes!

      Eliminar
  17. Lo tengo en casa, lo tengo en casa. Es una temática que me atrae sobremanera, no lo puedo remediar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver qué te parece y a ver si vemos lo mismo en el tono, o ha sido un poco paranoia subjetiva lectora mía :P

      Besines, mientras!!

      Eliminar
  18. Lo tengo hace algún tiempo en mi lista de pendientes, pues me llama bastante la temática y, en este caso, la perspectiva desde la que se enfoca el texto.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese enfoque desde el que abarca el nazismo, junto con toda la documentación y la información que nos da Mónica, es su punto fuerte, Sara, sin duda. Si es lo que buscas, puede ser todo un acierto.

      Besotes!

      Eliminar
  19. Me despierta cierto interés, aunque lo del tonito melodramático me echa para atrás. Puede ser una interesante lectura, así que la pongo en reserva. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tono melodramático siempre es una percepción muy personal, Tizire, pero como me quedo con lo bueno, tampoco puedo obviar algo que no me ha gustado tanto. También aclaro que no es la tónica general del ensayo, bastante ilustrativo salvo esos destellos.

      Un beso!!

      Eliminar
  20. Tremendo, ya te lo dije ayer. A mi también es un tema (el bélico, primera y segunda guerra mundial, guerra civil...) que se me resiste por ser muy trillado pero al que asomo de vez en cuando. Me gusta la recomendación por ser ensayo y al parecer con fundamentos. Tomaré las medidas que indicas y lo dejo anotado para cubrir este hueco de mis lecturas.
    Un beso de días que cunden ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fundamentos muchísimos, Marilú, ahí no hay duda. La labor documental de Mónica aquí es tremenda, y las propias imágenes que la ilustran son de las que impactan.

      Además a ti, por aquello de la "deformación profesional", tiene un punto que podría picarte aún más la curiosidad.

      Si al final te haces con ella, tertuleamos :D

      Un besote de turno apurado al máximo, jajaja!

      Eliminar
  21. A mi la IIGM es un tema sobre el que me gusta leer, en parte creo que es necesario seguir teniendo memoria de ciertas cosas, y espantarme me recuerda que sigue habiendo motivos para estar aún escandalizada. No sé, una forma de no aborregarme. Sobre este libro, lo conocía, aunque no había leído ningún comentario de él, así que me alegro de tu opinión, porque ya sé mejor qué esperarme. Lo leeré, pese a tus peros, creo que podré con ellos ;)

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un pero ese tomo que impida la lectura, Ana,, ni de lejos. Es más bien una apreciación muy personal y si te llama el tema, te gustará seguro.

      Comparto tu opinión. Cuesta recordar ciertas cosas, ciertos temas, pero es peligroso ignorarlos u olvidarlos.

      Besines!

      Eliminar
  22. Noooo... No me digas eso del sentimentalismo, que es algo con lo que no puedo y me apetecía de verdad leer este libro. Me interesa la IIGM, desde pequeña, pero no me gusta nada que, como dices, historias que no lo necesitan caigan en trucos chabacanos para conseguir la emoción.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Dorothy, al fin y al cabo es una impresión subjetiva de lector, muy personal. Pero es cierto que mientras leía, en algún momento, me he preguntado aquello de "¿de verdad era necesaria esa frase, o aquel recurso?"

      Ya te digo, muy personal. Pero pese a ello, si te interesa el tema, yo lo recomiendo. Por la labor documental, que me parece tremenda, y por acercarnos a estas figuras que no eran tan conocidas (para mí al menos) dentro de todo el aparato del Régimen.

      Si te animas, me cuentas qué tal :) Besines!

      Eliminar
  23. A mi es un tema que me llama mucho, aunque no quiero saturarme ni abusar por su dureza, pero me llama, porque es que me parece imposible que haya pasado, asi que me lo llevo apuntadísimo. Avisada quedeo en cuanto a la sobrecarga de dramatismo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, es curioso lo que comentas porque cuando me enfrento a temas como este me ocurre un poco como a ti. Aunque sepamos que es pura Historia, hoy día parece imposible. Parece casi ficción, algo fatídico que no pudo haber sucedido nunca. Por eso están este tipo de libros. Quizá más dramático de la cuenta este, pero nos pone los pies en el suelo. Si sirve para no repetirlos, conviene recordar algunos dramas.

      Besotes, Meg!

      Eliminar
  24. Yo, al contrario que a ti, sí que me interesan bastante los libros que tienen que ver con la guerra -cualquiera de ellas- y sí trata el tema del Holocausto mucho más. Aunque he de reconocer que es un tema bastante trillado. El caso es que este libro me resulta muy interesante y estoy segura de que me va a gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es trillado el Holocausto en sí en la literatura, creo que en cualquier género, Bea. Pero es cierto que con este enfoque no me había topado. Verlo un poco más "desde dentro", aproximarse a estas "ejecutoras" y a qué fue de ellas.

      Disfrútalo, y ya nos contarás :)

      Besines!

      Eliminar