Páginas

martes, 15 de octubre de 2013

Peta Z (VV.AA)


Bajo el evocador título de “Peta Z” se encuentra una antología de relatos coordinada por Víctor Blázquez. Relatos con un denominador común: zombis. No demasiado que ver, a priori, con aquel delicioso caramelo casi explosivo con el que crecimos muchos. Pero, cuando uno se pone a leer, resulta que este puñado de historias nos lleva precisamente ahí: a la infancia. A una serie de personajes con quienes convivíamos casi todos los días.




Tenemos once autores, y once historias. Distintos estilos y varios enfoques desde los que abordar el género. Los once relatos que componen esta antología están concebidos como una suerte de reinvención de algunas de aquellas series de televisión que todos llegamos a ver algún día. Reinvenciones, por supuesto, muy libres y en las que irrumpen, de algún u otro modo, los no-muertos. Con su sangre y su violencia insaciable.


Sólo así podríamos encontrarnos a nuestros Oliver y Benji a pelotazos con los zombis, en una irracional competición al más puro estilo Battle Royale. O a ese Marco que parte hacia América en busca de su madre, sin importarle que una sospechosa epidemia esté asolando el continente. O a una zombificada Heidi en una aparición inicial estelar, devorando a su amiguísima Clara. O a un Mazinger Z, pero muy, muy Z. Sin olvidarnos de nuestros Epi y Blas, que nos regalan una de aquellas conversaciones de cama, con unos tintes más que inquietantes esta vez. Si sois capaces de leer su diálogo sin ir cambiando las voces en vuestra mente, es que no habéis tenido infancia.


Otros personajes, como la Bruja Avería, los Caballeros del Zodiaco, o unos edulcoradísimos osos amorosos participarán de esta especie de parodia salpicada de sangre y vísceras, pero sin demasiado dramatismo, no hay que engañarse. El resultado de esta mixtura es un puñado de historias encauzadas, en general, a través de un registro fresco y desenvuelto, plagadas de guiños a las historias originales, y con píldoras de humor constante que las hacen tan irracionales como desternillantes.


Once historias que nos desligan en parte la figura del zombi de ese terror intenso y angustioso en el que estamos tan acostumbrados a encontrárnosla. Lo Z aquí, más que aterrorizarnos, persigue esa sonrisa que siempre nos traen los buenos recuerdos. Once relatos convertidos en una pequeña y genuina dosis de nostalgia infantil.



Y, por si alguno de ellos ha destrozado una de vuestras historias predilectas de la infancia, ahí van sus nombres. Todos han participado en “Peta Z” y podéis denunciarlos ante las autoridades: Víctor Blázquez, Ignacio Cid Hermoso, Daniel P. Espinosa, Ángel Luis Sucasas, Miguel Aguerralde, Darío Vilas, Juan Miguel Fernández, Manuel Martín, Alejandro Castroguer, Javier Cosnava y Vanessa Benítez Jaime.

49 comentarios:

  1. Pues está claro que este libro no es para mí, los relatos no son lo mío y la temática zombie no me gusta nada
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a por otro entonces, Tatty. Desde luego, si lo tuyo no son los zombis, no es tu libro.

      Un besote!

      Eliminar
  2. Como a Tatty, ni me gustan los relatos ni los zombies. Así que a pesar de tu estupenda reseña, lo dejaré pasar.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montse :) ¡A por otro pues!

      Eliminar
  3. Anda, qué bueno eso de mezclar zombis con personajes de nuestra infancia. Creo que todavía me da más miedín!! Yo lo que me gustaban los PetaZetas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo que da miedo es la ida de olla :P Puede más la nostalgia que el terror (al menos en mi caso ha sido así) Los PetaZetas estaban riquisisísimos, y eso que yo ya los pillé tarde :P

      Besines, Mónica!

      Eliminar
  4. Después de mi última experiencia con zombies, tengo que decirte que va a ser que no me llevo tu sugerencia de hoy... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no sé por qué me lo imaginaba, Tizire :P

      Un besín!

      Eliminar
  5. Jajaja. Parece una pirada de pinza de las buenas. Pero tiene muy buena pinta... Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, lo es, para soltar un carcajada de vez en cuando es perfectísima, aunque haya zombis. Te gustaría, creo ;)

      Un besín!

      Eliminar
  6. Me gustan los zombies, pero los relatos no mucho, así que no sé...Si lo veo en la biblioteca, le echaré un ojo por si me da el punto... Un beso, Rober

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O si te da por esa nostalgia infantil, Pilar, tampoco está nada mal aunque haya zombis. No son los mejores relatos ni las mejores historias de zombis, pero para recordar y sonreír están fenomenal.

      Besotes!

      Eliminar
  7. Yo los siento, pero es que los zombis no son lo mío, y los relatos tampoco, o sea que este no me apunto.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil entonces, Laura. Mejor a por otra lectura :)

      Besines!

      Eliminar
  8. Todas las reseñas son muy positivas hasta ahora. Ya tengo el libro en mi e-reader y estoy deseando pasar un buen rato recordando a personajes de mi infancia con esta temática zombi y además en forma de relato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tampoco es que haya que partir con demasiadas expectativas, creo. Es un libro perfecto para desconectar, abstraerse un rato, sonreír, y volver en parte a nuestra infancia, aunque nos salpique la sangre :P

      Un beso, Mariuca!

      Eliminar
  9. Jajaja, Heidi zampándose a Clara, esto lo tenían que hacer en serie de dibus, pobre Pedro. Por lo demás, los zombis no son lo mío. Por cierto, lo de Marco siempre fue muy raro, sin epidemias de por medio.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro también aparece, Norah, aunque yo creo que le han dado algo distinto de comer, jajaja :P No es cuestión de spoilear ;) Aunque no te gusten mucho los zombis, creo que aquí pesa más las nostalgia y las carcajadas que otra cosa. Diría que no dan miedo en absuluto.

      A mí nunca me gustó Marco, demasiado traumatizante para un niño. Yo vivía, por suerte, más a lo happy

      Besines!

      Eliminar
  10. Hola!!!

    Me encantó este libro, y mira que no soy de zombis jajaja Me reí un montón y es muy entretenido ^^

    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no hace falta ser muy de zombis para disfrutar de esta historia, Freyja. Es más nostálgica y, como tú dices, divertida, que otra cosa. Yo confieso que también me sonreí en varias ocasiones, entre recuerdos y todas las situaciones esperpénticas que nos presentan.

      Un besote para tí!

      Eliminar
  11. Los zombies y yo no hacemos buenas migas aunque sí recuerdo una moda de zombis en la época en la que devoraba paquetes de Peta Z aparte de todas las demás referencias, tiene que ser divertido, recuerdos de infancia, una asociación. Un abrazo Rober :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo, Yossi, das en el clavo. Mucha más nostalgia que terror aquí.

      Yo también devoraba PetaZetas a ritmo de zombi, como si no hubiera mañana :)

      Un abrazo!

      Eliminar
  12. Original planteamiento, y desde luego el título es de lo más evocador, me encantaaaaa!!! Por supuesto, ni que decir tiene que no descarto leerlo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy, muy friky, Meg, me ha partido con muchísimas escenas. Pero el encanto aquí es toda la nostalgia que nos evoca de todas esas series que veíamos. Para pasar una tarde de vuelta a la infancia, es perfectísimo :)

      Besines!

      Eliminar
  13. Me llama bastante, me parece super original. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, nunca había leído algo parecido, Isabel, lo genuino hay que reconocerlo :P

      Un besote.

      Eliminar
  14. Me lo llevo anotado para reirme un buen rato, con tanto personaje del recuerdo, será divertido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es justo la idea, Enzo, la sonrisa y la nostalgia más que el terror y la tensión. Seguro que lo disfrutas.

      Un abrazo!

      Eliminar
  15. Ya lo habíamos comentado pero veo que te lo pasaste tan bien como yo. Una frikeZ en toda regla pero divertida a rabiar!!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FrikeZ total y absoluta, pero lo de la nostalgia, cuando es sana, siempre nos hace disfrutar un montón. Hasta a los yogurines :P

      Un besote, Leona!

      Eliminar
  16. Por muy curioso que se me haga la mezcla de zombis con personajes de nuestra infancia creo que lo voy a dejar pasar, pero has conseguido que lo deje pasar con un poquito de dudas, por la curiosidad, pero no puedorrrrrr con la lista de pendientes, no me puedo permitir esta lectura (sé que me entiendes)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente, jajaja. Y tampoco te pierdes ningún imprescindible, Ana. Es un puñado de relatos para evocar la nostalgia y pasar una buena tarde, simplemente.

      Besotes.

      Eliminar
  17. Uy Rober, qué extraño. Me gustan mucho las series infantiles, me traen recuerdos, y también la temática zombi me interesa desde que me he hecho adicta a Walking Dead, aunque no he empezado con ella a nivel literario aún. Pero aunque me gusten los temas, mezclados no los concibo, la verdad. Este me lo dejo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mezcla es, cuanto menos, extraña LIM, pero ya te digo que en mi caso ha sido para bien.

      A por otro entonces si no te llama mucho :)

      Besos!

      Eliminar
  18. Huy va, pues ni me sonaba. Habrá que echarle un ojo, la cosa promete, es una curiosa combinación
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosa lo define perfectamente :) No es un novelón, pero seguro que te regala un buen rato y te dura menos de una tarde.

      Besotes, mientras!

      Eliminar
  19. Aquí estoy para darte trabajo contestando :) El libro lo quiero leer, así tipo nostalgias de otro tiempo (iba a decir, nuestro tiempo pero después de lo de Dragones y mazmorras me he sentido envejecida, jajajaja) además de por Pegaso y compañía. La reseña me ha encantado y lo de las autoridades, el culmen, qué grande! XDDDD
    Un besito de dama durmiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te lo pasas pipa con esas historias del paleolít... digooo, de nuestra infancia, algo adulteradas aquí. Esta es de las que no hace falta guardaespaldas :P

      Ya sabes, Pegaso y la compañía te esperan :)

      Besotes despertadores!

      Eliminar
    2. Del paleolit... ultraje!! si hubiese iconos el que suelta humo estaría ahora dejando el desván en neblina :P lo que hay que aguantar!!

      Eliminar
  20. De relatos estoy saturada este año pero, eso sí, el título me trae grandes recuerdos jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, guárdatelo para más adelante, Marisa, que seguro que te pasas un rato genial con él entre zombis y recuerdos.

      Besines.

      Eliminar
  21. Hola Rober!!!
    como te dije por twitter, este libro tiene que molar y mucho!!!!
    otro más a la lista pero de los que son prioritarios XD

    un abrazo!!
    PD: ya puedes quitar el banner ahora que lo veo ajjajaja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meca, no me daba ya yo cuenta del banner, jajajaja :P

      Ya sé que estás con él así que ya me contarás qué tal ese viaje a la infancia, tío.

      Un abrazote!

      Eliminar
  22. Uf, los zombies no son para mí.... Prefiero recordar a mis personajes de la infancia tal y como eran, que no sangrientos y diciendo "cereeeeebro...." :P
    Aunque el título mola. Ahora me comería unos petazetas, mmmm
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tú y creo que todos los que hemos sabido de este libro, Elvira, estaban riquísimos! :)

      Si no te van mucho los zombis, mejor quédate con la versión original sí :D

      Besines.

      Eliminar
  23. El título me encanta, la temática no tanto...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor escogido imposible, ¿verdad?

      Besines, Carmen!

      Eliminar
  24. Me ha parecido bastante original lo que has contado, aunque el género zombie no es mi predilección. Por cierto, hace poco he leído mi primer libro del género de terror y lo he disfrutado un montón! Cierto es que lo elegí de entre muchas opciones, guardándome las espaldas vaya jaja
    Es "Apartamento 16" de Adam Nevill, que lo mismo ya lo has leído, pero para una vez que puedo recomendarte algo del género que predomina por este desván no me voy a quedar con las ganas;)
    1beso Rober!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no seas muy de género Z, Elena, creo que te lo pasarías pipa con él. Tira mucho más de nostalgia que de sangre y zombis, te lo aseguro.

      Sí que he leído "Apartamento 16", además en mi recepción y mi turno de noche :) me encanta que te haya gustado! A mi me encantó la ambientación que consigue, la trama en sí se me desinfló en cuanto a ritmo en algún punto. La reseña está aquí :) http://desvandelaspalabras.blogspot.com.es/2012/04/apartamento-16-adam-nevill.html

      Un besín!

      Eliminar