Páginas

jueves, 30 de mayo de 2013

Martyrs (2008)


Hace sólo unos meses que hablábamos de Pascal Laugier en el Desván, y hoy me veo casi obligado a presentaros de nuevo otra de sus películas, en este caso anterior. Y también en forma de producción franco-canadiense. Hay que remontarse hasta 2008 para situar esta “Martyrs” que tuvo su repercusión en Sitges y luego no llegó a ser estrenada en nuestro país, ni doblada al castellano.




“Martyrs” es la historia de una venganza. La de Lucie, una joven que es maltratada y torturada en su infancia junto a su amiga Anna. Hasta que un día consigue escapar, en la prometedora escena que abre este filme. Quince años después, una trastornada Lucie logra vengarse de sus torturadores. Se presenta en su casa y los mata a tiros. A ellos, y a sus hijos. Anna, que sigue a su lado, se da cuenta demasiado tarde de la brutalidad que Lucie ha cometido e intentará ayudarla.




Así comienza el filme de Laugier, de una forma muy engañosa. Porque el comienzo augura una historia distinta. Quizás de una asesina en serie. Quizás de dos amigas unidas por una relación especial que buscan el modo de encubrir un crimen. Pues bien, lo supuesto se da hasta un punto. Ese punto en que Laugier vira el rumbo y decide que no es la historia que quiere contar. Que no se conforma con la intensidad, el suspense, o la violencia más convencional que una historia así podría provocar en el espectador. La impresión es que Laugier no pretende mantenernos pegados al sofá: lo que busca es que nos movamos sobre él, incómodos. Que alarguemos el brazo para pulsar el “mute” del mando en alguna escena. Que desviemos la mirada de la pantalla en algún momento.


Poco a poco nos percatamos de que la venganza de Lucie y de Anna es lo de menos. Lo que importa está en ese pasado truculento. Un pasado que nos viene plasmado en forma de continuos flashbacks que nos harán comprender cosas sobre Lucie. Sus traumas, sus temores, su locura, nos llegan casi a destellos. Y un pasado que, pronto comprenderemos, no está tan desligado del presente. No puedo obviar el reparto, casi monopolizado por Mylène Jampanoï y Morjana Alaoui, sobresalientes dando vida a Lucie y Anna en una historia que cuesta asimilar.




Algo psicológica en sus primeros compases, violenta y muy visual, “Martyrs” combina a la perfección lo explícito y lo sugerente, lo que vemos y lo que suponemos, para llegar al espectador. Quienes vemos un buen puñado de películas dramáticas y de terror al año a veces nos sentimos algo insensibles, al menos en mi caso. Apreciamos los buenos argumentos, nos topamos con algún giro que puede sorprendernos. Podemos incluso llegar a sobresaltarnos con algún susto o a apartar un segundo la mirada ante una escena especialmente sangrienta. Pero al final, estas películas vienen y van. Pocas se quedan un tiempo en ese rincón mental de lo imprescindible. Pocas nos afectan más allá de unos minutos, pocas nos remueven. Esta “Martyrs” lo consigue: remueve, derriba, y desgarra. Y apenas da respiro.


Pascal Laugier teje una de las mejores películas que he visto en los últimos meses, sin duda. Pero lo atroz, lo brutal de su historia hace imposible que pueda mojarme hoy en la recomendación. Os dejo el tráiler, aunque es de esos algo chivatos que no me convencen demasiado: 



41 comentarios:

  1. Jooo que pintaza...pero yo para verlas subtituladas...buff soy penosa. Qué lástima que no esté doblada al español.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, Lesincele. Es cierto que a mucha gente os echa un poco para atrás lo de los subtítulos. A mí me ocurría un poco al principio, pero supongo que es sólo costumbre. Con el tiempo empiezas a acostumbrarte e incluso a disfrutar más a veces con las versiones originales, porque hay doblajes que rozan lo absurdo. Y teniendo en cuenta las trazas del cine actual y que hay cada vez más películas que ni siquiera llegan a nuestras taquillas, casi que merece la pena.

      ¡Un besote! :)

      Eliminar
  2. No creo que la vez, pero me parece muy interesante. Gracias por enseñárnosla.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario, Godor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Uy, me ha parecido muy fuerte y violento, Rober. Además me resulta cansado ir leyendo los subtítulos.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fuerte y es violenta, Carmen. Como digo al final, no es para todo el mundo, y hay que ir siendo bastante consciente de lo que vamos a encontrarnos.

      Besines.

      Eliminar
  4. Me pareció una maravilla el concepto de la película y disfruté como un crío con el gore, hasta ese día no había visto algo tan fuerte, (guinea pig a un lado). Aunque en Latinoamerica sí que la doblaron, cosa que me jode cosa mala cuando en Sitges lo petó... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que en América se había llegado a doblar, Stardust. No sé, yo esta es de las que no habría doblado, es difícil explicar por qué. Me suena bien, me pega, esta historia con el francés de fondo. Aunque es cierto que el doblaje, al menos aquí en España, tiene una importancia brutal para llegar a más gente. Es una realidad.

      Coincido contigo en cuanto al concepto de la peli, que me pareció una maravilla. Todo el gore y esa violencia posterior remueve, pero está bien llevada, visto ya fríamente. Me parece una pequeña maravilla de Laugier este filme.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Como vengo advertida del número de rombos que se le asignan y sabiendo de tu reacción posterior están claras dos cosas, no es para mi y ni de lejos voy a ver Martyrs, mira que te gusta remover al personal! :P
    Un beso agradecido por las advertencias :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, mi vena diabólica que a veces surge por aquí :P No es que me guste remover al personal, es que las pocas pelis que me consiguen remover tienen que tener hueco en el Desván, tengan dos o tres rombos. Con seguridad y el guardián de guardaespaldas, por supuesto. Ahí está el truco.

      Un beso sin salpicaduras de sangre!

      Eliminar
  6. Ufff, como me pasa a veces con tus recomendaciones, me atrae tanto como me aleja, pues me parece un poco fuertecilla, osea de esas que yo denomino "de ponerse uno de mala leche" por las injusticias que me huelo que se deben de ver. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes buen olfato, Isabel. Es fuerte y es cruda, justo como piensas. Pero también es un peliculón, bajo mi punto de vista.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  7. Lo del cine franco canadiense es curioso, esta película no la conocía, va derecha a la lista pero en general, el cine quebequés me fusta bastante. un abrazo Rober

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, en realidad, creo que sólo he tenido dos incursiones en producción franco - canadiense que se me vengan ahora a la cabeza, Yossi, y ambas de la mano de Laugier. Y ambas con un resultado bastante aceptable.

      Ya me contarás qué tal.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. La he visto!!
    Oye menudo comienzo tiene la película, verdad?
    Es una pasada de película, pero salpica...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arranque con ese asalto a la casa es brutal. Y un poco inesperado, entre ese retrato casi de sonrisas y familia feliz. Cosa de contrastes, imagino.

      Me encantó la película y sí, es violenta y de las que salpican.

      ¡Un besito!

      Eliminar
    2. Ya verás este fin de semana lo que tengo en el blog :-P

      Eliminar
    3. ¡Oyeeee! Que es lunes, mientrasleo malévola. No se puede mantener una intriga tantos días, es malo para la salud. Provoca infartos y ansias, sólo comento :P ¿Me tendré que hacer todavía más fan? :)

      Eliminar
  9. Esta no puedo verla, ni de broma, a mí esas imágenes luego me dan vueltas en la cabeza sin parar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres especialmente sensible, Norah, es muy complicado recomendar pelis así.

      Un besote.

      Eliminar
  10. Si pudiera verla doblada seguro que caía, pero los subtítulos me desaniman un poco. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los subtítulos os desaniman un poco a mucha gente, Pilar. Es una pena que películas así no lleguen a doblarse en parte. Aunque también es cierto que me pega el francés con esta película, no sé muy bien por qué.

      Un beso.

      Eliminar
  11. Ufff, mira que tiene buena pinta, pero lo de violenta y lo de apartar la vista en algunas secuencias no es para mí...Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yendo predispuestos supongo que es más soportable, Meg. Yo iba preparado para encontrarme con violencia, pero creo que no con el tipo de violencia que propone Pascal aquí, y puedo decir que me consiguió impactar, cosa nada fácil.

      ¡Un besote, Meg!

      Eliminar
  12. Rober, ahora mismo empiezo a buscarla. Aunque quede claro que no es una película para todos los públicos, tus palabras resultan también extremamente sugerentes. Cuando la vea, te comentaré mis impresiones. Muchas gracias por la recomendación y buen fin de semana,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás qué tal, Offuscatio. No sé si será exactamente tu película, pero a ver qué te parece.

      ¡Un beso! Y muchas gracias a tí.

      Eliminar
  13. Hola guapo!!
    Pues me llama bastante pero eso de que no esté doblada al castellano me echa para atrás jejeje. Me lo pensaré jajajaja. Feliz finde Rober, besotes ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los subtítulos os echan para atrás a unos cuantos, Nocturna, y es una pena. Como comentaba más arriba, la cadencia del francés me pega bastante con esta historia, por alguna razón que no sé explicar muy bien.

      Un besote, y espero que hayas pasado buen finde también tú! :)

      Eliminar
  14. No me interesa nada, lo paso fatal con las películas violentas. De hecho no veo ninguna por eso. Es como que me las creo demasiado y sufro, no me me tapizo de que es sólo eso, una película.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no comulgas mucho con la violencia en la pantalla, LIM, ésta puedes obviarla, porque es violenta y, precisamente, de esas que nos dejan mal cuerpo al final.

      Besos!

      Eliminar
  15. La verdad es que este género no me atrae demasiado, soy de pelis más "light", la verdad. Pero igualmente, me ha gustado mucho tu reseña. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer de todas maneras, Mar :)

      Todo tiene su encanto. El terror y otras historias más light tienen el suyo y la violencia también lo tiene, siempre y cuanto esté bien planteada y no sea violencia gratuita, porque sí.

      Besazos! :)

      Eliminar
  16. uys, esta no es para mi :S
    aunque tengo que reconocer que pinta interesante y que por lo que cuentas parece que efectivamente esta muy lograda, pero hay ciertos temas o ciertos tipos de peliculas de los que yo huyo.
    me alegro que te haya gustado.
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal, MaryLin, esta no es una peli para todo el mundo, ni de lejos. Hay que ir, como comentaba más arriba, bastante predispuesto a lo que Laugier nos ofrece aquí. Es de las duras.

      ¡Besotes!

      Eliminar
  17. Buf, pues a mí se me hizo un poco pesada eh...
    Me gustó, pero lo dicho.
    La verdad es que este año salieron una tanda de pelis bastante majas =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que quedó bastante tapada precisamente por eso, Shorby. Salieron otras películas bastante decentes que le hicieron un poco "sombra". A parte de no haberse llegado a estrenar en cartelera, que siempre es el mayor escollo.

      Un besote.

      Eliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Vas a mezclar "Un monstruo en París" y ésta? No sé yo como resultaría la mezcla, esta es de las que dejan a uno bastante chof. El finde me cuentas si sobrevivies. Prepara palomitas, y yo pongo la grúa para sacarte del sillón! :-P

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. Jurl, al parecer por error me cargué tu comentario, David, no sé qué toqué! Sorry!

      Eliminar
  19. Pff vaya pinta tiene, Rober, ésta vez vienes fuerte!jaja
    Me la apunto, sabiendo que tenré que verla con el estómago vacío;)
    1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, fuerte pero sobre aviso, Elena ;)

      No es tan violenta en el sentido Saw, por ejemplo, ni exagerada como otras películas gore más convencionales. Aquí la violencia viene más por la crueldad que transmiten algunas escenas que por otra cosa.

      Un besito! =)

      Eliminar