Páginas

jueves, 20 de diciembre de 2012

El fin del mundo, según Welles


Ya es 20 de diciembre. Para algunos, mañana es ese día en el que se acaba el mundo. Otra vez. Aunque yo sigo pensando que me despertaré con el mismo sueño de siempre y el café me sabrá exactamente a lo mismo.


En cualquier caso, se me ha ocurrido que la excusa es perfecta para proponeros uno de esos viajes al pasado. De la mano de una historia, claro. Os invito a acompañarme a la noche de Halloween de 1938. Porque esa noche, mucha gente también pensó que el mundo estaba próximo a terminar.




La historia de Orson Welles con la novela “La Guerra de los Mundos” (H.G. Wells, 1898) la habréis escuchado miles de veces. Welles decidió adaptarla al formato radiofónico y lo hizo precisamente esa noche: el 30 de octubre de 1938. Y su particular broma de Halloween sembró el pánico en las calles de Nueva York y Nueva Jersey.


Después, “La Guerra de los Mundos” tuvo puñados de adaptaciones. Pero esta vez no he querido ceñirme a los filmes de Haskin o de Spielberg. Prefiero quedarme con la radio, el formato que consiguió que esta historia llegase a todo el mundo.


El 30 de octubre de 2008, conmemorando el Día de la Radio, “La Guerra de los Mundos” resucitó. Algunos de los locutores más reconocidos de la radiodifusión española se unieron para dramatizar de nuevo esta historia. Juan Ramón Lucas, Luis del Olmo, Toni Garrido o el inconfundible Primitivo Rojas, entre otros, pusieron voz de nuevo a los personajes de Wells.


El corte, de casi una hora de duración, lo podéis disfrutar aquí a través de ivoox.     


Y mañana, con permiso de los mayas y su "cambio de conciencia global", habrá reseña. 

24 comentarios:

  1. Recuerdo que en un libro de histotias para cada día que me regalaron de pequeño venía el relatmato del pánico desatado por la broma de Welles. Me encantaba leerlo. Luego ya más tarde lo oí en la radio y producía una atmósfera inquietante. Un abrazo Rober :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es inquietante como pocas historias, Yossi, y no es posible trasladarnos al 38 para ver su verdadera dimensión. La perspectiva de los años lo ha convertido casi en una anécdota, pero en su día, tuvo que ser algo increíble.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Genial La guerra de los mundos. Y como leí ayer por Facebook "Como dirían los Mayas: A vivir que son dos días".
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, Aran, y aquí seguimos :)

      Besines

      Eliminar
  3. Nos separan muchas décadas y la muerte, pero hace años que pienso que Orson Welles es el hombre de mi vida. Me gusta como actor, me gusta cómo pensaba, sus locuras, como hombre... Creo que me enamoré de uno de mis ex porque se parecía muchísimo a él físicamente. La historia con 'La guerra de los mundos' siempre me ha fascinado. Me fascina que lo hiciera y me fascina más aún que la gente lo creyera. ¡Qué ingenuo parece todo ahora! Espero que, a raíz de tu entrada, mucha gente lo escuche, porque vale la pena.

    Besos
    Y hablamos después del supuesto fin del mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El paso de tantas décadas lo ha relegado casi a ser una anécdota. Y es lo que dices, visto hoy en día parece imposible que una historia así hubiese podido provocar lo que provocó. Tuvo que ser tremendo para la época.

      Curioso cómo hay personajes con los que "sintonizamos", pese a separarnos generaciones enteras, ¿verdad?

      Besines!

      Eliminar
  4. Espero que los mayas se hayan equivocado, porque si mañana se acabase el mundo he disfrutado muy poco mi última semana en la Tierra. Además, mañana tengo que hacer el último exámen aún...
    La verdad es que conocía este hecho, pero nunca he escuchado la historia, así que gracias por el link porque ahora con las vacaciones tendré tiempo para escucharlo y leer!!! Qué ganas :)

    Besotes prefin de mundo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auriculares y una noche fría y lluviosa, MAV. La experiencia no tiene desperdicio ;)

      Besines, y bienvenida al nuevo mundo :P

      Eliminar
  5. Me encanta!! Un post buenísimo!! Lo escucharé cuando tenga tiempo, he visto las películas de la guerra de los mundos, pero seguro que en la radio es mejor!! Yo también, con permiso de los mayas, claro esta, mañana publicaré!! jajajaja, saludos y besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las películas también están muy bien, Marina. Son formatos distintos. Para mí, la radio siempre ha tenido un dramatismo y un poder de comunicación mucho mayor que la televisión a veces.

      ¡Besos!

      Eliminar
  6. Rober.. leí el texto y escuché esa versión que nos comentas.. y si te digo la verdad, esperaba mucho más.. Se ha hablado tanto y tanto.. he escuchado tantas cosas... que cuando lo leí y lo escuché me dejó un poco plofff.. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que vista hoy parece una historia muy ingenua, Marisa. Hemos visto tantas historias parecidas en la ficción que han bebido de esta de Wells que hoy, no colaría. Pero en su época, tuvo que ser tremendo.

      Besitos!

      Eliminar
  7. Rober, el post me ha encantado, la mirada al pasado y Wells. En vista del fin del mundo (otra vez) ya sabes donde nos pilla y tengo el número anotado, jejeje. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y pese a tirones, dolores de espalda, y vientos furiosos, aquí seguimos jajaja :P

      Besos!!

      Eliminar
  8. Ahora no entendemos como pudo suceder lo que sucedió, pero si nos abstraemos y pensamos en el incipiente desarrollo de la tecnología avanzada, la ciencia estaba dando pasos de gigante, no imaginados hasta esos momentos, es lógico que la gente pensara que podría pasar cualquier cosa.
    Gracias por el corte que nos sirve para recodar un hecho tan memorable.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Memorable y que ha pasado bastante desapercibido en general, injustamete. Creo que es interesantísimo todo lo que Welles generó con esta historia.

      Un placer compartir ese recuerdo :)

      Un saludo, Enzo

      Eliminar
  9. Es una de las historias que más me han gustado, supongo que lo que todos buscamos en la buena ciencia ficción, que sea capaz de hacernos pensar que es posible, que cualquier cosa es posible... incluso el fin del mundo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una ficción creíble es sin duda la mejor historia. Aunque sepamos que es ficción hoy en día sigue siéndolo. Imagínate cómo se lo tomaría la gente, que llegaba a sus casas, ponía la radio, y no esperaba esa ficción.

      Un besazo!

      Eliminar
  10. Muy buena la entrada, en serio.
    No la había escuchado así...
    Y el fin del mundo...enseguida se sabrá jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi toda historia, así narrada y dramatizada, tiene algo especial, Lesincele. Es distinto a leerla, y también distinto a verla en una película para mí. Es un "chip" diferente y que siempre me ha gustado.

      Un besito! Aquí seguimos :)

      Eliminar
  11. Cuando me enteré de la que había liado Welles en su momento me sorprendí bastante: es difícil imaginar el terror que sintieron todas aquellas personas que estaban pendientes de la radio en aquel momento... Ahora que el mundo no ha llegado a su fin, escucharé la dramatización que propones para hacerme una idea de lo que nos hemos perdido, jejeje! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado verlo desde la perspectiva de hoy en día, Tizire.

      Este fin del mundo de Welles era bastante menos místico que el que hemos tenido ahora :)

      Un beso!

      Eliminar